Accidente aéreo: el factor humano

Es el título de una novela de John Carlin y de una gran película de Otto Preminger , pero no deja de ser la causa del terrible accidente en los Alples. El factor humano que es en ocasiones una máquina imperfecta dispuesta a un frío asesinato de cientos de personas. Un joven con problemas mentales, capaz de inmolarse sin importarle la vida de los pasajeros. Cualquier estudioso de la psiquiatría diría que una depresión puede llevar al suicidio, pero sólo una psicosis puede llevar al asesinato frio y calculado. Caída libre durante ocho largos e interminables minutos. Tiempo más que suficiente para reaccionar, para dar marcha atrás.

Debe ser abrumador para quienes conocían al joven copiloto AndresLubitz. sentir el peso de esas muertes inocentes. Traumatizados por los hechos, tardarán en asimilar que el joven deportista y amante de la aviación sea la causa de esta tragedia. Y para quienes nos quedamos con el frío de la muerte en el resuello, el absurdo y el sin sentido toman carta de naturaleza. Pero la vida es así de trágica en cientos de circunstancias. El paso de la vida a la muerte es un salto que cada cuál realiza de un modo diferente, pero inevitablemente todos caminamos por la misma senda y en la misma dirección. No sabemos ni cómo, ni cuándo, pero estamos seguros que moriremos algún día.

Cuando una se de despierta cada mañana para escuchar con gozo el canto de la Creación, para dar gracias por estar viva y participar del amor de Dios, le da gracias también por haberle conservado la vida. Y ya sabe en esa primera oración matutina de la fragilidad de la existencia. Es muy duro perder a un ser querido en determinadas circunstancias. Sentir además que ha sido arrebatado por la alucinación de un infeliz hace el trago más difícil. Pero el factor humano es así de imprevisto. Las reacciones de las personas no son ajenas al resto de la gente, todos somos corresponsables unos de otros, aunque no nos demos cuenta en el día a día. Y aunque nuestras acciones no afecten de manera tan trágica al resto de la gente.

Esperemos que la fe devuelva la esperanza a esos familiares destrozados y les haga pensar que sus seres queridos se han encontrado con el Señor de la vida, con la verdadera y la única felicidad. Ya sé que es difícil aceptar que te arrebaten a un hijo, marido o esposa, y poder superarlo, sin increpar el cielo. Sin dejar de preguntarse por qué. Y no hay respuesta, sólo capacidad de aceptar los hechos, de asumir la situación.

Vivimos ahora el inicio de la Semana Santa donde Dios hecho hombre llega a someterse al mal, hasta ser condenado como un criminal. Sólo el triunfo de la resurrección nos dan fuerzas para superar todos los crímenes que se suceden el en mundo a diario. Porque es la prueba palpable de que el bien triunfa sobre el mal, de que la última palabra siempre es de misericordia y acogida. Aunque no entendamos muy bien que el pecado es el origen y la causa de tanto sufrimiento.

Para el no creyente es más difícil aceptar la tragedia, sólo su amor a la vida le dará las raíces profundas para resurgir del abatimiento. La esperanza puesta en tantos que nos quieren sirve como cordón sanitario para curar los males de estos cataclismos. Dios permite que la vida siga con sus ritmos incluidos los trágicos y dolorosos. Pero siempre nos da un puerta hacia la esperanza.

Elevo mis oraciones por las víctimas de este accidente aéreo en los Alpes y en especial por el supuesto inductor del mismo, que me produce una gran compasión.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s