Españoles ateos y laicistas atacan sólo lo católico

Si como dicen las encuestas España es el quinto país del mundo en que mayor porcentaje de población se considera atea. Alguien debería preguntarse qué hemos hecho mal durante tantos años de catolicismo sociológico para que ahora, incuso un partido como el PSOE pase a querer echar fuera de la escuela la religión. Formando parte de la estrategia común de relegar el hecho religioso a la esfera de los privado, pero especialmente de lo “irrelevante”. Si lo católico no tiene presencia en la política, no duden que forma parte de una estrategia laicista orquestada hace siglos y que pervive todavía.

No conocer la historia religiosa que ha conformado la Europa de los últimos dos mil años, es ir perdiendo señas de identidad a favor de una pluralidad light, que como no tiene sólidos fundamentos, produce una reacción de absurdo existencial en el ser humano. La religión como vivencia de fe sólo es valorada cuando se circunscribe al asistencialismo, tal como una ONG, que no dejan de ser las copias falsas de lo que ha hecho la Iglesia por la humanidad durante cientos de años.

Lo cierto es que no se puede imponer la fe y que vivimos de una imaginario colectivo sabiamente orquestado por los medios para ensombrecer lo bueno y promocionar lo malo. Pero la realidad antropológica en defensa de la vida la sigue manteniendo la Iglesia. La única que se opone a la corriente dominante del relativismo, donde las cosas se ven según el cristal con que se miran, sin premisas de Verdad o Certeza, dejando que cada cuál decida según su libre albedrío. Un albedrío que nos llevaría a cuestionar tantísimas normas que han venido siendo fundamentales para la convivencia.

Hoy el derecho a la vida es cuestionado desde el nacimiento a la muerte. Olvidando la dignidad del ser humano, recurriendo a casos de extremado dramatismo que no solucionan la decisión final, sino que más bien confunden a sus actores en la respuesta que determina su actuación. Para determinados partidos jugar la baza del laicismo son votos. Créanlo o no, aquí se tiene inquina a la Iglesia, de manera que se defiende lo público como un espacio ajeno al hecho religioso. Olvidando que la libertad religiosa es un derecho fundamental. Y que nuestra Constitución refrenda el derecho de los padres a educar a sus hijos en la fe.

Cierto que no se da catequesis en la escuela. Eso es lo mínimo que deberían tener en cuenta sus detractores. Y cierto que hay temas tan espinosos que no se pueden tocar en las aulas. Pero el pasito que quiere dar el PSOE y algunos otros como PODEMOS o Izquierda Unida, lleva años de combate en el parlamento y se recrudece, relegando los propio y promocionando lo ajeno. O no me dirán que reivindicar la Mezquita de Córdoba no tiene su cosa, sabiendo que hay una basílica cristiana bajo sus cimientos y que está abierta al culto católico.

Hemos ido perdiendo referente culturales propios y algunos se han quedado en meramente folclóricos como puede ser el caso de los pasos de Semana Santa donde se comentaba que algunos cofrades son ateos. En cualquier caso la vocación evangelizadora de la Iglesia no lleva a plantearnos que la presencia cristiana es hoy más fundamental que nunca en los medios y foros, en las redes y partidos, en todos los espacios públicos. No para llevar posiciones de fuerza, pero si para abrir debates entre la fe y la cultura que propicien la reflexión sin caer en el pensamiento débil tan de moda en nuestros tiempos.

El Señor Pedro Sánchez ha puesto una pica en Flandes y terminará siendo fagocitado por los errores del pasado que necesariamente le pasarán factura estas elecciones. No se trata de cambios de cara, sino de cambios de ideas y de respetar el marco Constitucional que nos dimos los españoles en 1979, pero con la salvedad que entonces teníamos unos políticos dispuestos al diálogo y hoy parece que nos van más las “escraches” debido precisamente al abandono de la defensa del bien común que sus señorías prometen o juran al alcanzar su escaño.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Cultura y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s