La violación como arma de guerra: esclavas sexuales

Una noticia que queda solapada, una vez más, por la vorágine mediática. Pero lo cierto es que la violación como arma de guerra es una cruel realidad en todo el mundo. Y en especial el grupo terrorista de Boko Haram, en Nigeria, está llevando al paroxismo la situación secuestrando niñas y convirtiéndolas en esclavas sexuales. Algunas rescatadas de sus garras, están embarazadas sin saber quién es el padre. Una vez más, la mujer se convierte en objeto y sujeto de la violencia machista y de la indiferencia global ante el atroz problema que esta realidad supone.

La misma situación de inseguridad se vive en Siria y otros países islámicos donde se llega al tráfico de esclavos. Mujeres y niños vendidos como en tiempos pretéritos que vuelven a recrudecer la inhumanidad de la sociedad.

En este mes de María abogada y defensora de todas las causas, oremos intensamente por estas víctimas inocentes. No es que el mundo de la espalda, pero esa es la sensación real que ellas deben tener cuando no hay justicia ni misericordia por parte de estos terroristas sádicos y desalmados.

Recuperar la dignidad de estas mujeres lleva un arduo trabajo de psicólogos y especialistas. El horror de vivir bajo el cautiverio, de ser objeto de vejaciones diarias incontables por hombres diferentes, no es algo que se pueda superar con facilidad. Pero no olvidemos que también hay niños entre estos secuestros, obligados a tomar las armas y matar a sangre fría incluso a sus familiares.

Todo este escenario de horror, clama al cielo. Es una pesadilla de la que quisiéramos despertar. Por eso nos queda la denuncia y la oración como armas en defensa de estas víctimas. Roguemos a María por ellos y pidamos a los Organismos Internacionales que juzguen como delitos de guerra todos estos hechos deleznables. El Tribunal de la Haya tiene trabajo por medio para juzgar a los miembros de Bokoro Haram en Nigeria. Y de todos aquellos asesinatos que están cometiendo en Oriente, delitos que afectan no sólo a las personas sino también a obras de arte de incalculable valor. Delitos de lesa humanidad.

Que el Señor tenga piedad de sus almas.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s