Educación: el patito feo de la democracia

En este país la Educación es el patito feo de la democracia. Desde que ganó las elecciones el partido socialista hemos estado viviendo bajo Órdenes y decretos que nos han llevado a la situación actual. No conozco ninguna Ley refrendada por unanimidad por todos los partidos políticos. Aquí cada cuál ha intentando hacer su propia reforma. Me refiero a los dos partidos mayoritarios. Y así señores no se puede construir una educación de calidad. Donde la estabilidad es imprescindible para que pueda cuajar cualquier programa alternativo. Donde el docente no puede estar sometido a los dimes y diretes de la Administración que lo empapela con estadísticas y burocracia, al margen de su labor docente. La situación se deteriora en los Centros Educativos donde las trabas administrativas superpuestas a la carga lectiva hace irrespirable el ambiente.

Pero esto no es más que la moneda común de nuestro sistema democrático que jamás ha podido pactar una Ley de Educación estable. Y que poco a poco fue desprestigiando al profesorado hasta convertirlo en un vil funcionario que vive del Estado y no da palo al agua. Cuando la realidad es que está sometido a una presión brutal que le mantienen todos los fines de semana corrigiendo controles y preparando su materia.

Se habla de sus dos meses de vacaciones sin que se les clarifique que uno de ellos existe para la formación permanente. Que las subidas salariales están supeditadas a los cursos de formación. Que nunca dejamos de estudiar y reciclarnos, ya sea en nuevas tecnologías o en nuevos modelos pedagógicos impuestos por Organismos Internacionales que utilizan los Centros Escolares como cobayas sociológicas para sus intereses de transformación social e ingeniería orweliana.

Y así año tras año, convocatoria tras convocatoria, los profesores han sufrido recortes de sus salarios y de sus condiciones de trabajo que repercuten directamente en la calidad de la enseñanza.

No podemos mezclar peras con manzanas, pero la administración parece dispuesta a que esta sea la realidad, que se bareme la calidad de un centro, sin tener en cuenta su realidad sociocultural y demográfica.

Querer enfrentar la educación concertada con la pública es moneda común de algunos partidos, como si el servicio público tuviera que estar cien por cien estatalizado, sin cumplir la propia Constitución y en concreto el artículo 27 donde se establece la libertad de elección de centro.
T
1. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.
2. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.
3. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.
4. Los poderes públicos garantizan el derecho de todos a la educación, mediante una programación general de la enseñanza, con participación efectiva de todos los sectores afectados y la creación de centros docentes.
5. Se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales.
6. Los profesores, los padres y, en su caso, los alumnos intervendrán en el control y gestión de todos los centros sostenidos por la Administración con fondos públicos, en los términos que la ley establezca.
7. Los poderes públicos inspeccionarán y homologarán el sistema educativo para garantizar el cumplimiento de las leyes.
8. Los poderes públicos ayudarán a los centros docentes que reúnan los requisitos que la ley establezca.
9. Se reconoce la autonomía de las Universidades, en los términos que la ley establezca.

Esperemos que estas nuevas formaciones bisagra que están saliendo para regenerar el sistema corrupto de la democracia, sirvan para consensuar y no enfrentar a la sociedad civil, en detrimento de todos los servicios públicos o privados. Porque ambos pueden y deben coexistir como lo hacen en otros países de Europa y del mundo.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Educación. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s