Teresa Forcades deja los hábitos provisionalmente para ser candidata independista

Cuando alguien hace una opción de vida religiosa, tendría que tener la cosas claras siempre. Pero es obvio que la realidad no es ésta. Y si no lo creen solo tienen que pensar en la monja benedictina Teresa Forcades que está contemplando la opción de dejar los hábitos por unos o dos años, con objeto de implicarse en la política separatistas que defiende su plataforma Procés Constituient. Una grupúsculo con ideas muy próximas a Podemos y Ada Colau.

La hermana Forcades va desmarcándose de su vida contemplativa para implicarse de lleno en la vida activa, con un paréntesis, nos dice que le permita ser candidata el 27de Septiembre.

Bien, no creo que estas propuestas las apoye la Iglesia, aunque los periodos de reflexión dentro de las comunidades monásticas son moneda común. Sin embargo, me temo que el salto al vacío de Teresa Forcades es ya una aventura sin retorno. O tal vez como San Pablo caiga del caballo y reconsidere su profesión, sus votos, y su opción de vida. Pero que sea antes de haber sido rota por la vorágine de la política y sus demoledores sistemas de comportamiento.

Creo que como candidata es muy válida. Y pienso que como monja mediática ha sido muy influida por una cohorte subyugadora que la han ido llevando de plató en plató televisivo, hasta destapar sus más íntimas contradicciones con la profesión religiosa. Hoy parece más próxima a convertirse en un juguete roto en manos de su ambición personal. Aunque ésta no deje de estar al servicio de los demás.

Alabo la decisión, que me parece mucho más coherente que ir haciéndose fotos con su hábito con todos los candidatos de Procés Constituient. Si acaso, me apena perder una voz que fue poco a poco escorándose cada día más hacia opciones que están muy alejadas de la doctrina oficial de la Iglesia.

Una voz reivindicativa que ha tocado ya todos los palos Y por último parece que va a saltar al ruedo político. Terreno de laicos comprometidos, no de religiosos exclaustrados provisionalmente.

Un escándalo sin precedentes que hace mucho ruido en Cataluña y cubrirá de estupor el resto de España. No les puedo traducir el enlace desde donde ha saltado la noticia. Pero creo que los titulares son claramente identificables en su contenido.

Todos estamos llamados a participar de la vida púbica, unos tienen más vocación que otros. Para Teresa Forcades, la vida pública ha sido una llamada permanente incluso desde el claustro benedictino. Yo al menos le deseo suerte para que no de un patinazo equivocado. Sigo deseando lo mejor para ella como persona, aunque critique sus posturas desde una cordial discrepancia.

Aunque he de coincidir en ella que me gustaría ver la regeneración social de mi país. Y espero que ésta se produzca por el bien de nuestra nación.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s