Siria el clamor ante un nuevo holocausto

En Siria se mira con desesperación al mundo. Hay cerca de un millón de cristianos que está intentando salir del país, antes de que caiga definitivamente el régimen de Asad. Saben que a los hombres les espera ser asesinados y a las mujeres vendidas como esclavas. Tras años de guerra están convencidos de que el Estado Islámico será dueño del país en un futuro no muy lejano. El problema es que las fronteras limítrofes se cierran y en Europa se sigue debatiendo sobre los refugiados.

Las fuerzas de Asad, explican los entendidos están muy débiles y no pueden reclutar más soldados porque ya no les quedan, también ha sido destruida una de sus reservas de combustible. Según explican a la RAZON entidades como Exodus y también Rescue Christians están en disposición de evacuar, antes de que se cierren las fronteras, a unos 2.000 cristianos por día. Se necesita que algún gobierno lidere la ayuda de esos cristianos. Si la Unión Europea se queda de perfil, 100 años después del genocidio armenio, se producirá un nuevo holocausto.

En este infierno de Siria, pocas son las voces que se levantan para parar lo que saben imparable. Muchos ya ven irreversible la toma del poder del Estado Islámico con su ola de terror aplicada en dosis moderadas también en Europa. Estamos asistiendo a una guerra a la que la civilización occidental se niega a ver en su realidad. No hay un islamismo moderado, sino una invasión metódica y calculada que convierte cada mezquita en una zona de reclutamiento. Cierto que no lo queremos ver así, que preferimos hablar de la Alianza de Civilizaciones. Pero la cruda realidad, la que muchos ya han vaticinado como Eurabia, está cada día más próxima. Y seguimos sin reaccionar queriendo imponer unos valores de tolerancia que son tiritas frente al proceder del Estado Islámico.

Podemos quedarnos en el diálogo religioso multicultural, pero no vamos a conseguir otra cosa que ser pasados a cuchillo tal y como amenazan en sus videos los islamistas radicales. Que hay miles de islamistas moderados es sólo el sueño de una noche de verano. Días vendrán en que estos islamistas gobiernen en ayuntamientos e impongan el pudor en playas y piscinas de todo el arco mediterráneo. Los últimos ataques en Túnez, nos ponen las pilas sobre lo que puede ser este goteo de atentados en un verano que empieza sangriento y con alerta a nivel casi máximo.

Cuál es la reacción de un pueblo que no tiene valores que les una frente a una amenaza de tal calibre. La cruz ha caído hace mucho en Europa, brillan las estrellas del nuevo orden mundial, el de los panolis libertarios y libertinos que basan el progreso en conquistas inmorales y en contra de los derechos fundamentales del ser humano. Si aquí matamos a nuestros propios hijos, con finura y eufemismos. Los islamistas nos enseñarán a morir por ser lerdos de entendederas. Y no saber asumir los valores del humanismo cristiano como fuente de unión, que dio brillo a Europa durante más de dos mil años.

Mientras sigamos pensando que el problema es la economía mundial, estamos completamente condenados a la extinción. El problema son los valores que unen los pueblos. Y los que nos están introduciendo en el nuevo Orden Mundial, nos llevan directamente al sumidero. Eso sí, para un cristiano la esperanza nunca se pierde. Seremos esclavizados, pero nunca seremos exterminados, porque la victoria final nos ha sido prometida.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s