La visibilidad de la ternura frente al orgullo de la decadencia

Pensar de forma distinta a la mayoría supone un riesgo añadido. Eso le pasaba a los profetas y eso decía Eugenio D’Ors de España, en la que ser distinto “era un pecado”. Yo me atrevería a sugerir que vamos camino de ser considerados peligrosos por no admitir el Nuevo Orden Mundial. Está claro que el aborto no puede ser un derecho, porque el sentido común nos dicta que el único derecho fundamental es el de la vida. Y está claro que no admitir la ideología de género supone un riesgo añadido cuando se implante en las escuelas. Algo que la Comisión Europea ya está contemplando dentro de su agenda de ingeniería social.

Convertir la diferencia en signo de orgullo y el hedonismo en materia de estudio curricular, es una más de las derivas que la sociedad actual lleva hacia su propia autodestrucción. No es que seamos unos moralistas, pero cuando lo que no es lógico se impone como normal, tendemos a pensar que hay una ideología totalitaria que nos va a hacer la vida imposible.

Será difícil que los colegios concertados mantengan sus conciertos con el Estado, sino se pliegan a sus directrices. Y suponiendo que se imponga la ideología de género como materia transversal o curricular, me da lo mismo. Será difícil que un colegio de ideario religioso pueda plegarse a su dominio. El tiempo en que puedan mantener su ideario limpio de semejantes dislates no lo sabemos con seguridad, pero desde la aprobación del matrimonio homosexual, mucho se ha progresado en materia de ideología de género.

En esta tesitura, hablar contra el aborto será punible con la reforma del código penal en la mano. De la misma manera que manifestarse en contra de los vientres de alquiler, o de la adopción de niños por parejas de gay, puede convertirse en delito de homofobia, sin más discernimiento. Esa es la idea que se manifestó abiertamente ayer durante el día del orgullo gay. Que no sé por qué hay que enorgullecerse de tal diferencia.

El orgullo para los creyentes no forma parte de nuestras creencias. Fue el orgullo el que impuso el pecado en el mundo y por el orgullo se cometen todo tipo de tropelías. Pero bien está que denunciemos en un día donde el Evangelio nos habla de los profetas, que fueron perseguidos porque no les gustaba aquello que decían al pueblo.

Podemos reivindicar la visibilidad de la ternura, el amor es un sentimiento muy particular y nadie puede negar que existe la atracción entre personas del mismo género. Sin embargo, ya se alzan voces dentro de los mismos homosexuales en contra de esa ideología que se está imponiendo como moda en casi todo el mundo. Una ideología que ayer se manifestó en todo su esplendor. Está bien que no se persiga la homosexualidad, está bien que puedan vivir juntos y heredar personas del mismo sexo. Todo eso fueron los comienzos de unas conquistas sociales hacia un colectivo que había sido maltratado durante generaciones.Entra dentro de la pluralidad el respeto.

Pero lo que hoy se nos impone al resto de la sociedad, es una educación en sus valores, algo que ya no es admisible desde el derecho y la democracia, por lo que sentimos que vamos directos hacia ese totalitarismo ideológico que ayer salía por las calles arropado por todos los partidos políticos.

Si se legisla a favor de semejantes dislates, tengamos por seguro que cada día estaremos un poco más cerca de ser obligados a participar en contra de nuestros principios de una sociedad decadente, que mata a unos hijos y educa a otros para amancebarse sin distinción de género.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s