Papa Francisco: la revolución tranquila

El Papa de los titulares queda solapado por la deuda griega y las medidas de la Troika, dentro de la escena de noticias internacionales, pero pese a ello sigue dando cancha a los periodistas. El icono del crucifijo de Luis Espinal ha dado la vuelta al mundo, con interpretaciones de toda índole. A mí personalmente me parece una memez soberana esculpir un crucifijo con lo hoz y el martillo como cruz. Pero para un artista como Espinal, tendría su gracia mezclar dos mundos que estaban en colisión y a la vez tan próximos que hasta el Papa sigue hoy dando titulares sobre la cultura del descarte, que es un modo fino de hablar del capitalismo y su imperialismo. Y si no les gusta su Encíclica donde pone de manifiesto esa crisis salvaje del capitalismo, ahí está ahora con sus mea culpa por el colonialismo durante décadas de los pueblos indígenas.

Mucho habría que hablar sobre la cultura y la impronta que dejó España en estos países, pero no cabe duda que es más inteligente pedir perdón por los pecados, aunque suene a que se avergüenza de las atrocidades cometidas, sin poner como contrapartida los logros conseguidos. Que no fueron pocos a decir de los historiadores. Una cultura propia y nueva surgida del mestizaje. Algo fuera de lo común y que nadie puede dejar de atribuir a los españoles.

Pero bien está que los comunistas batan palmas por esa imagen icónica de la hoz y el martillo. Los pueblos en ocasiones son crucificados y los pobres son los más aptos para ser el propio cuerpo del crucificado a quienes muchos en los años 80 del pasado siglo intentaron salvar con la revolución. Una revolución que ha derramado tanta sangre que sigue clamando al cielo por sus víctimas.

Yo no creo que esta sea la dinámica de Francisco, no lo creo porque su revolución pasa siempre por la conversión personal. Y porque pone mucho énfasis en los gestos de austeridad y cercanía con los más necesitados, alejándose de la figura del Pontífice y aproximándose a la figura del pastor, del obispo que trabaja por sus fieles, sean de la condición que sean.

Este viaje tendrá que sorberse poco a poco para poder digerirlo. Han habido gestos muy significativos y discursos todavía más apremiantes en contra de la pobreza y la exclusión. Un Papa cuya revolución consiste en denunciar las injusticias y promover a los hombres la oportunidad del cambio. Que no es poco, ni diferente de otros Papas, pero hay algo en su manera de expresarse que lo alejan del Vaticano y deja las puertas abiertas de Santa Marta, para todos.

¿Cuál es la revolución del Papa Francisco?. La de apostar por el cambio de las estructuras partiendo de la transformación del corazón. Su misericordia tiene ese halo que penetra en los corazones para llevarles la fuerza y el coraje que necesitan para salir de sí mismos.

Un Papa que no se olvida de tantísimos conflictos que someten a la Tierra a un constante bombardeo de terror, donde los cristianos están llevándose la peor parte, como en tantos otros periodos históricos del pasado. Hoy como ayer no se puede hacer proselitismo, no se puede evangelizar, porque se considera contrario a la ley en muchísimos países. Incluidos los descristianizados de Europa, donde el choque de civilizaciones hace que lo políticamente correcto sea pasar de la fe católica y atacar sus manifestaciones públicas en algunos casos. Sigamos la estela de este Papa que nos vuelve a dar titulares confusos, conflictivos a veces, pero que no deja a nadie indiferente.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s