La Evangelización no es ideología

Es algo tan común que no hace falta explicarlo mucho. La Iglesia evangelizadora predicaba a Cristo, suscitaba conversiones, pero actuaba como nos pide el Evangelio de este domingo, expulsando el mal, curando enfermos, y llevando la palabra de Dios como único equipaje. Es una Iglesia que no tiene nada que ver con la gran ONG en la que tantas veces vemos convertida a la Institución que representa a Cristo. Porque, quién no ha escuchado mil veces que valen más las obras que las palabras. Y de ahí en una rocambolesca diatriba ha invertido los valores y se ha dedicado a la caridad, sin predicar el Evangelio y la Buena Noticia. Son miles los misioneros que tienen en la caridad puesta su primera opción, pero no predican la palabra de Dios, porque se supone que ésta debe llegar caída del cielo gracias a sus obras. No actuaban así los misioneros que llegaron a América en los primeros tiempos.

Sin embargo, no somos nosotros quienes obramos es Dios quien obra en nosotros. No son nuestros actos los que convierten, es Dios quien llega a los corazones. Pero El nos necesita, necesita de nuestras palabras, de nuestras manos. Y nos envía como a los apóstoles a predicar el Reino. No se queda en Palestina a curar el hambre del pueblo, a organizar un lazareto para los enfermos, a solucionar el problema estructural de la pobreza. Y sin embargo, hoy estamos convocados muchas veces a convertirnos en ideólogos más que apóstoles, en gestores, más que profetas.

Reconozcamos que el camino del Evangelio que el Papa Francisco ofrece siempre va precedido por un ruego, el de la oración. Y a continuación sí que se dedica a denunciar injusticias y a aproximarse a los enfermos y necesitados. Sí que predica sobre el cambio de estructuras, pero apelando al cambio de corazón, allí donde se oculta lo bueno o lo malo de cada individuo.

Me hace gracia que se esté buscando el icono de un Papa revolucionario, cuando Francisco lo único que hace es predicar el Evangelio. Sólo nosotros podremos transformar las estructuras con nuestros cambios de actitudes. Por ejemplo la oración como motor de cualquier actividad, para no caer en el activismo desaforado, allí donde nunca se habla de Dios, aunque se realicen muy buenas obras.

Y no es éste el camino que algunos eligieron en los años ochenta aproximándose a la revolución marxista, para cambiar estructuras, para solidarizarse con los pobres, pero olvidándose de la conversión. Ya lo dijo Jesús “es más difícil que un rico entre en el Reino de Dios que un camello pase por el ojo de una aguja”. Y San Francisco de Asís, despojándose de la ropa de su padre, se quedó completamente desnudo para no tener otro Señor que Dios y la dama pobreza como única compañera.

No es la revolución ideológica lo que pide el Evangelio, es el nacer de nuevo, el ver las cosas desde otros ojos, con otra mirada, poniendo el acento en otros lugares que no se corresponden con la mirada que tiene el mundo sobre ello. Muchos han querido convertir al Papa en un Che revolucionario y se equivocan. La revolución tranquila del Papa Francisco pasa por conversión y oración. Dos caminos que van de la mano y sin los que se hace muy difícil cualquier otro tipo de actuación.

No caigamos en la tentación de creer que el mero activismo es suficiente. No lo fue en tiempos de Jesús y tampoco ahora, cuando tantos olvidan la Palabra de Dios o la traducen a mera ideología, cuando dudan de los milagros o de la propia Resurrección de Cristo, vaciando de contenido la fe que profesamos.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s