Rectificación del cura del posado

Por indicación de la parroquia del cura del posado, he decidido borrar la imagen y el post del citado párroco, que tanto ha dado que hablar estos últimos días. Es mi intención que él mismo pueda explicar su situación a los medios para reparar en lo que sea posible su imagen y la de la Iglesia. Mientras, cuelgo su comunicado oficial de la página de facebook.

Ante la situación de escándalo originada por la publicación de la entrevista aparecida en la edición digital del medio “Heraldo de Aragón” el 13 de julio de 2015 concerniente a mi actividad musical, en la que se hizo un uso indebido de una imagen nada adecuada y descontextualizada, solicité un encuentro personal con el Sr. Arzobispo, D. Vicente Jiménez Zamora quien, en cuanto tuvo ocasión, me recibió en el Palacio Episcopal al día siguiente.

Con una exquisita amabilidad y comprensión, escuchó mis argumentos sobre cómo se habían producido los hechos y mi sorpresa y malestar consiguientes.

A continuación, pasó a darme su parecer sobre los hechos y las implicaciones que podían tener. Así mismo, me comunicó que, tras haber meditado y orado largamente, él –como Pastor de la Archidiócesis– tenía que velar por la tranquilidad espiritual de todos los fieles a él encomendados. Por esta razón, me indicó la conveniencia de apartarme de mis tareas pastorales como medida provisional hasta que se aclaren los hechos.

Sin entrar a juzgar el uso que terceras personas pudieran hacer de esa situación, y a pesar de no haber estado nunca en mi ánimo, soy consciente del daño que he provocado no solamente a la Archidiócesis, sino también y por extensión a la Iglesia entera
.
Por ello, pido perdón de todo corazón a mis hermanos en el presbiterio, cuya imagen sacerdotal puede quedar desprestigiada por mi actuación y de manera especial a mis compañeros de San Pío X: Ángel, Juan Antonio y Daniel; a mi Arzobispo, por haberle puesto en una situación tan delicada e inmerecida por su parte; a todos los fieles de la parroquia y del barrio de La Jota y al resto de católicos de la Diócesis y a todas las personas de buena voluntad a quienes dicha publicación haya ofendido de alguna manera.

Agradezco la inmensa humanidad y comprensión de mi Arzobispo, quien –en todo momento– me hizo sentir su afecto y cercanía, a pesar de su lógica preocupación.
Después de hablar con la persona que me realizó la entrevista, se ha conseguido una rectificación pública de la misma para subsanar, en la medida de lo posible, un mal que –por otro lado– sé que es irreparable y que tan negativas consecuencias está teniendo no sólo para mí, sino para la diócesis.

Espero que pueda resolverse de la mejor manera. También espero del Sr. Arzobispo que –si lo tiene a bien – me rehabilite en mi labor pastoral, pues deseo seguir sirviendo a la Iglesia como he venido haciendo los últimos 20 años, con verdadero espíritu de entrega y servicio.

Reitero mi arrepentimiento y dolor por todo lo sucedido y reconozco el grave error que he cometido, asumiendo con toda la paz las consecuencias derivadas de ello.
En Zaragoza, 16 de julio de 2015
Javier Sánchez Fernández, Pbro.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s