“El espejo y la amistad siempre dicen la verdad”

El refranero español tiene grandes dosis de sabiduría popular. El título del post lo corrobora. De todos es sabido que no siempre se puede decir lo que se piensa. Pero hay que ser lo suficientemente valientes para no esconder nuestras opiniones en vaguedades hipócritas. Por eso conviene manifestar la Verdad en mayúsculas, frente a las veleidades a que nos tienen acostumbrados algunos titulares. El Papa Francisco es el Papa de la misericordia y con ello parece que se abre la veda para cualquier cosa.

Pero él mismo ha manifestado que la Verdad no puede ir cambiando al albur de gustos o modas dictadas por el empuje de una sociedad que va perdiendo el norte y sus valores. También es verdad que no podemos convertir los corazones de piedra en corazones de carne, sino aplicamos la misericordia con el pecador, al tiempo que mostramos la maldad del pecado. Y ahí es donde fallan algunos rotativos.

El caso del sacerdote Krysztof Charamsa, declarando a las puertas del Sínodo de la Familia su homosexualidad activa y presentando a su compañero, no es más que una maniobra rastrera de las que se están llevando a término. Porque este sacerdote ha violado sus votos con pleno consentimiento. Ha pecado sin propósito de enmienda. Y ha ocasionado un escándalo que no le beneficia en nada.

Un célibe no lo es por imposición sino por decisión libre. En el caso que nos ocupa levantar las sospechas sobre el resto del colectivo es un peaje muy duro que pagan todos los sacerdotes. Sembrar la sospecha de la homosexualidad en la Iglesia para conseguir reformas que ya han llevado a cabo otras Iglesias, con el consiguiente abandono de fieles, no es más que uno de los errores que el Papa Francisco ha nombrado en este Sínodo. El de querer imaginar dos Iglesias enfrentadas, la progresista y la tradicional.

Si es verdad que muchos comportamientos de los cristianos se alejan de lo que marca la tradición, no quiere decir que ésta se encuentre en un error. Más bien podemos apelar a la idea de que no somos capaces de vivir coherentemente la fe, que necesitamos de la fuerza de la oración y los sacramentos. Pero no, por ello debemos bajar el listón que aspira a la santidad.

Soy consciente de que todo el mundo busca amar y ser amado. Y que el celibato puede ser una losa para quienes no consiguen que el amor de Dios llene por completo su vida. Pero no hagamos de ello causa para suponer que es un reto imposible.

En cualquier caso la sociedad civil está adoptando unas medidas que son asumidas por la mayoría sin el menor discernimiento. Desde los vientres de alquiler, a la inseminación de lesbianas. Sin inmiscuirme en la vida personal de las parejas del mismo sexo, sí proclamo como siempre el derecho del ser más débil a tener una familia compuesta por padre y madre. Y en lo referente al matrimonio homosexual, considero que no se puede llamar matrimonio a lo que no es más que la unión de dos personas del mismo género. Por mucho que se amen entre sí. Y esas cosas deben decirse aunque cueste con ello la pérdida de algún amigo.

La antropología humana tiene unas raíces bien fundamentadas. Y el humanismo cristiano aplicando la misericordia con el pecador, no tienen por qué confundir a los fieles. El mal suele disfrazarse con el ropaje del bien, incluso las leyes civiles confunden la Verdad. Pero eso no quiere decir que la Iglesia madre y maestra, vaya a concluir apoyando casos que se salen de la dinámica de lo que la misma Iglesia lleva proclamando desde sus inicios.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s