DAVOS: !No a una economía de la exclusión!

El foro Económico de Davos del 2016 nos habla de la cuarta revolución industrial. Entramos de lleno dentro de unos parámetros que hacen volátil el dinero y que llevan a una desaforada industrialización de países emergentes para mantener altas tasas de consumo. Puede que para los analistas económicos esto sea lo que se debe realizar, pero para quienes pensamos en global seguimos apostando por una economía del bien común, que no contamine, que genere mayor distribución de la riqueza y que sea solidaria con los países del tercer mundo.

Esta cuarta revolución industrial nos va a llevar a que los bancos sigan siendo gestores de lo ajeno, cobrándonos hasta por respirar. Los más optimistas, sin embargo, ven en las nuevas tecnologías la puerta abierta para que surja un nuevo eco sistema bancario, que funcionará según sugieren los entendidos en un mundo completamente diferente al que conocemos ahora. La velocidad vertiginosa de los cambios con las nuevas tecnologías nos lleva a ese futuro inmediato en un plazo relativamente corto.

En política, como en economía, la situación es paralela a este cambio. Ya que ambas están interrelacionadas entre sí. Conocemos un sistema democrático corrupto y hacerlo más trasparente puede ser una realidad. El cómo conseguirlo depende por cierto de la facilidad que tiene la red para rastrear cuentas. Las grandes modificaciones sociales serán también evidentes con el flujo migratorio que estamos padeciendo en sucesivas oleadas. Todo ello nos hace preguntarnos si realmente el trabajo en precario aumentará siguiendo los parámetros de explotación habitual. O si la tan golpeada sociedad del bienestar se irá a paseo sustituida por las privatizaciones en masa, afectando de lleno a los sectores públicos.

Lo que observamos es que la sociedad de un futuro relativamente próximo va a ser muy diferente de la que conocieron nuestros padres. Tanto en lo relativo al trabajo como a la cultura, completamente mediatizada por la red. Se observa una falta de rigor en el pensamiento cultural del momento. Seguimos espoleados por los parámetros del siglo anterior, cuando la realidad tozudamente nos indica que todo aquello ha cambiado.

El capitalismo debe humanizarse, en caso contrario, lo vamos a pasar muy mal en esta aldea global, en ese sentido las llamadas del Papa Francisco a los líderes mundiales se muestran como la única voz con fuerza moral para pedir un cambio de estructuras en nombre de la Misericordia y el amor entre los hombres. Por eso ha sido muy tajante en sus discursos llegando a decir:

“La causa principal de la pobreza es un sistema económico que ha quitado a la persona del centro y ha puesto al dios dinero, un sistema económico que excluye, excluye siempre, excluye a los niños, ancianos, jóvenes sin trabajo… y que crea la cultura del descarte en la que vivimos. Nos hemos acostumbrado a ver personas descartadas. Esta es el motivo principal de la pobreza, no las familias numerosas.

El sistema social y económico es injusto en su raíz. Esa economía mata. ¡No a una economía de la exclusión! ¡No a la inequidad que genera violencia! ¡No a la nueva idolatría del dinero! ¡No a un dinero que gobierna en lugar de servir! El dinero debe servir y no gobernar.”

Así de claras y contundentes son las palabras del Papa Francisco, ojalá sigan escuchándose en todos los foros del mundo para orientar rectamente a los dirigentes políticos de las naciones.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s