El genocidio humanitario y la destrucción de la cuna de la civilización

Ante la pasividad occidental, el saqueo, la destrucción y el expolio del patrimonio de Siria son sistemáticamente realizados. Frente al grave éxodo humanitario, queda el lamento también de este acto deleznable y vil. Tenemos miles de refugiados, curiosamente, entran más los refugiados islamistas que los cristianos. Esta es la gran verdad oculta en los medios.

Entran refugiados de guerra, y debemos atenderlos, pero no se puede consentir la inmunidad ante la atroz persecución a los cristianos y a la misma cultura de la humanidad, destruyendo lo que fue la cuna de la civilización.

Denunciar estos hechos deleznables es nuestra obligación, por eso traigo el vídeo de Roma Reports. Esta guerra debe finalizar y si los intereses occidentales no lo desean, nos enfrentamos a un genocidio que clama al cielo.

Hemos visto como la visita del primer ministro de Irán ha supuesto un enfrentamiento en Francia por no ceder a sus imposiciones. La realidad nos sigue mostrando que no puede haber diálogo con quién es incapaz de respetar la pluralidad religiosa y cultural. En Italia por contra han claudicado con imposiciones de mal gusto, tapando las estatuas que podían herir la sensibilidad religiosa del primer ministro de Irán.

No caigamos en la consabida bondad de creer que abrir las puertas es la solución a este desastre humanitario y cultural. La realidad es que la potencias de occidente están claudicando frente a las imposiciones musulmanas. El problema es complejo pero si no hay reciprocidad, tal vez deberían considerar  abrir rutas comerciales en otras direcciones.

El diálogo interreligioso sólo se puede realizar desde la reciprocidad y el respeto. Mientras occidente permite mezquitas en todas sus ciudades. Arabia Saudita niega el respeto a la pluralidad religiosa y sigue financiando a los terroristas. Si esto se sabe, por qué se mantienen relaciones comerciales con semejantes monstruos. Por mucho menos Cuba quedó aislada durante generaciones enteras del comercio occidental.

Pongamos las cosas claras, el conflicto de Oriente es un monstruo que va devorando occidente poco a poco. Y los más cercanos somos los europeos a quienes se nos está condenando sin remedio a un enfrentamiento a largo plazo. O quién sabe si a corto plazo.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s