¿Quo Vadis clase de religión?

Los obispos se manifiestan por boca del presidente de la Conferencia Episcopal monseñor Blázquez y dicen estar perplejos ante la situación política. No es ninguna novedad que el PSOE lleva en su agenda el lanzamiento de varios misiles bajo la flotación de la nave eclesial. Y que como no podía ser de otro modo el PP se vende a bajo precio por un plato de habichuelas. Lo hizo con el aborto, lo mantuvo con el matrimonio homosexual. Y ahora parece que en tiempos de pactos todo es posible, incluso que el único partido que aglutina valores católicos, abandone a la Iglesia y que este país huela a totalitario, suprimiendo la clase de religión de su oferta Constitucional.

Hemos visto ya como se ataca todo sin pudor. Retirada de placas conmemorativas a los mártires carmelitas en el cementerio donde inmolaron su vida por el único delito de profesar su fe; títeres carnavalescos matando monjas y ahorcando jueces; retirada de placas de nombre, en nombre de la mal memoria histórica que sesgada de raíz, vuelve a retomar las riendas de colocarnos una memoria falseada.

En este ambiente de hostilidad hacia el pasado, hacia la religión, hacia el sentido de estado por debajo de las ideologías, no es nada extraño que los monseñores se preocupen. Está en juego la financiación de la Iglesia, la subsistencia de los colegios concertados, etc. Se huele en el ambiente aunque no se pueda creer que en una sociedad democrática, los tintes totalitarios avancen de manera imparable.

No sabemos cuál será el futuro gobierno de la nación, pero en este estado de provisionalidad ya hemos visto el sentido común de los gobernantes que nos quieren representar. Y con franqueza, la cosa está para echarse a temblar. Ciudades con ayuntamientos que hicieron pactos anti-natura, son golpeadas por la evasión de las inversiones y el recelo de la banca. Los hijos de la rebelión contra la casta, aglutinan ahora escaños con poltrona asegurada sin escrúpulo ni vergüenza ajena. Hay que recordar lo que se dijo y lo que se dice ahora.

Nos quedará siempre rogar por nuestro gobernantes y por la nación española. Se piden rogativas por la lluvia en Barcelona. No estaría de más que frente a la perplejidad manifiesta de la Conferencia Episcopal, ésta fuera capaz de lanzar un comunicado para que se ore en toda España por nuestro país, que lleva camino de enzarzarse en un callejón sin salida. O con peor salida de la que nos podemos imaginar.

En este domingo de pescas milagrosas, cuando se nos llama a profetizar pese a nuestra condición pecadora. Sabemos que Dios no abandona a quien suplica día y noche. Lo ha dicho el Papa: “No rezar es esto: cerrar la puerta al Señor, para que no pueda hacer nada. En cambio, la oración, ante un problema, una situación difícil, una calamidad, es abrir la puerta al Señor para que venga. Porque Él hace nuevas las cosas, sabe arreglar las cosas, ponerlas en su sitio”.

Nos toca rezar mucho ante la situación actual, donde por otra parte estamos viviendo sucesos históricos esperanzadores como la visita común a Cuba del Patriarca de Rusia y del Papa Francisco, en un contexto de diálogo del que todos esperamos buenos frutos.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sin categoría, Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Quo Vadis clase de religión?

  1. ¡Qué artículo tan acertado! Sobrecoge pensar en todas estas cosas, no podemos hacer como el avestruz,… Lo digo no sólo como profesor de Religión, (sabemos todas las amenazas que se han anunciado en los programas electorales, donde no se plantea una discusión académica y seria sobre el tema, sino una visión ideologizada ) sino también como simple ciudadano, que quiere vivir en un clima de convivencia, libertad y democracia. Para más inri, vengo de Venezuela, y no puedo evitar el paralelismo, aunque son realidades distintas, pero los españoles se creen inmunes y han olvidado hasta su propia historia,… En fin, totalmente de acuerdo contigo, nos toca orar y orar, como la vieja majadera del Evangelio, que el Señor guarde en su misericordia a nuestra querida España. Feliz Domingo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s