Genocidio humanitario: un titular equívoco

No hace mucho titulé un artículo como Genocidio humanitario y la destrucción de la cuna de la civilización. Y titulé mal, según un buen lector, que me hizo entender que ambos conceptos eran contradictorios. Un genocidio no puede ser humanitario. El genocidio per se es inhumano, por tanto no casa con humanitario. Sin embargo, se entiende que aquello que se titula sorprende y cuanto más sorprende un título más entradas y atención merece por parte del lector.

En este caso el video y la entrada sigue recibiendo visitas y supongo que sorprendiendo por lo llamativo y contradictorio del título. Yo que tengo como lema: cada día es una oportunidad para aprender, agradezco a mi lector su corrección discreta y personal. Pero como una vez publicado el post es vox populi, su tema que debiera hablar del derecho internacional humanitario, habla también del genocidio que se da en una parte de la humanidad en Oriente. Y lo hago público porque en la red nada se puede corregir.

Un genocidio inhumano, debiera haber titulado. Pero eso no es relevante sino que abunda en el mismo concepto porque todo genocidio es inhumano. Cosas de la inmediatez, no me percaté de lo contradictorio del título, aunque estoy segura que todos entendieron aquello que quería decir. No sólo por las imágenes que acompañaba, sino también por el contenido que desarrollaba al pie de las mismas.

Tenemos esas lagunas quienes hacemos uso de la palabra escrita. Por ejemplo, cometer incorrecciones sintácticas u ortográficas, debidas a esa inmediatez que exige el artículo diario.

Lagunas que amablemente otros nos ayudan a subsanar. En cualquier caso este tema viene bien para seguir recordando que en Siria, Irak y muchos otros países se está cometiendo un genocidio contra la población civil. Buscar un titular que haga recorrer un video y un artículo es casi lo más difícil de escribir. No siempre los títulos recogen exactamente aquello de lo que se habla, aunque esa es en esencia su finalidad.

En cualquier caso utilizamos términos muy contradictorios e impactantes como: cáncer de la sociedad; autismo político; nacionalismos periféricos; crisis apocalíptica; políticos erráticos; y un sin fin más que podríamos seguir hilvanando a tenor de la realidad social que nos atenaza hoy en día.

Pero vuelvo a insistir que agradezco a mi buen lector su corrección sencilla y pertinente. Educada y cordial. No siempre encontramos respuestas con tan buen talante y con tanta educación.

Yo pido disculpas a mis lectores por esas erráticas y absurdas frases que a veces pueden surgir de mi teclado, con el sólo objetivo de llamar la atención, de remarcar algo en concreto y que no son muy acordes con la Real Academia de la Lengua.

Una en el fondo siempre será aprendiz en este oficio de juntar letras. Y no desea otra cosa que mejorar en lo posible. Gracias a quienes me ayudan en este trabajo. Y a quienes tienen la amabilidad de informarme sobre temas de interés para que escriba algo al respecto.

En este universo cibernético donde los internautas intentamos destacar entre el marasmo de títulos y artículos publicados en la red, a veces tomamos algunas licencias que son verdaderas barbaridades, como ha sido el caso que hoy he tratado. Y que otros también han utilizado.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Cultura, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s