La súplica de una carta

Recibo cartas de todo tipo, pero esta me ha dejado confusa. Y en la confianza depositada en mi me parece que lo mejor es publicarla. Que sea lo que Dios quiera, al menos tendrá cierta repercusión:
Me vaciare de mí mismo y me entregare como don a mi esposa e hijos, para hacerles notar que Dios les ama con ternura infinita, quiero, deseo, anhelo a ejemplo tuyo Jesús, ser capaz de brindar servicio a mis hermanos, al grado de dar la vida por ellos cada día, quiero hacer crecer la Iglesia desde el evangelio, no desde la ideología. observo y aprendo en el silencio, en la indiferencia, soy un fiel de la calle no del escritorio, a veces me quedo sin palabras, pero necesito de ellas para poder llegar al corazón y pensamiento de mis hermanos, pido a ustedes que abran su corazón, pues hasta ahora solo tapo un agujero para abrir otro más grande. somos instrumentos en los designios de Dios. por eso me atrevo pedir una ayuda muy especial, vuestra misericordia. Amen.

Buen día, mi nombre es Joel, soy de Perú, he enviado reiteradamente mi petición de ayuda, ¿Por qué no me responden? ¿En tal caso a quien debo acudir?, no le pido que me solucione todo mi problema, pero si vuestra ayuda y misericordia para hacer más llevadera parte de mi desgracia. mi dificultad es de índole personal, sentimental, moral, espiritual, económico y familiar. ha concluido el sínodo ordinario de la familia y leo tantas instituciones y personalidades existentes de la Iglesia que hablan sobre la Familia, tantas páginas web, blogs dedicadas a las familias. tienen programas, proyectos de ayuda a las familias. pero hasta ahora no tengo contacto con una institución que ayuda de modo directo y práctico a la Familia, visite ínsito el día a día de las familias: (pastoral familiar, prematrimonial, matrimonial y pos matrimonial). si usted conoce alguna por favor contácteme con ella y si no me cree le brindare las pruebas que requiera, pero por favor respóndame con esperanza y misericordia.

He acudido a mi Parroquia y a mi Obispo, conocen mi necesidad, pero no pueden ayudarme más, les he pedido me contacten con instituciones o personalidades para ver mi caso, pero no ha sido posible contar con ello, por eso recurro a usted con la esperanza de lograr un contacto para recibir la ayuda que requiero. mi caso es el siguiente que me atrevo detallar para su conocimiento y demás fines.

Este problema que hoy se traduce en una desgracia, no lo he originado yo, sino mi esposa, quien se ha acumulado de muchas deudas, fue víctima de estafa, ha sido difamada por mi propia familia, conocidos y desconocidos, fue denunciada por mi propia madre y hermano mayor por una supuesta infidelidad, con efectos secundarios como (sobreendeudamiento, sueldo hipotecado, acoso, insultos, amenazas, denuncias, daño psicológico, moral, profesional y posibilidad latente de embargo de la única casa que tenemos, entre otros), hasta hoy son 5 años que estamos viviendo así, yo, mis hijos y mi propia esposa. Lejos de juzgarla, he decidido y quiero seguir ayudándola, no quiero, ni pretendo que mi matrimonio, mi familia se destruyan, son 22 años de casados, con 4 hijos dos varones y dos mujeres. no quiero ver destruido mi familia por un tema económico y otros que lo han originado terceros, no soporto tanta presión, estoy muy mal a nivel personal, económico, espiritual, moral y profesional. pero confió y espero todavía contar con la ayuda de mis hermanos en Cristo para salvar mi matrimonio, por favor ayúdenme según sus posibilidades para mantener mi MATRIMONIO Y FAMILIA unida, pues ha eso me comprometí cuando hice mis votos matrimoniales hasta mi final, se, que usted solo no me soluciona mi desgracia, pero su grano de amor me alivia unos momentos, me da un momento de paz, aunque no prosperidad ni felicidad que espero y oro usted lo tenga, por favor respóndame. y si ha decido no ayudarme o no puede dígamelo por favor, lo llevare a la oración, pero ya no quiero llenar mi vida de incertidumbre en incertidumbre. de indignación y resentimiento y juzgar erróneamente su silencio por el que opte frente a mi petición. por favor espero en Dios y en usted. acogiéndome a las palabras de Jesús: “Busquen y hallaran, llamen y se les abrirá, pidan y recibirán”. “todo lo que pidan a mi padre en mi nombre se les concederá” “los cielos y la tierra pasaran, pero mis palabras no pasaran. “yo soy la luz, el amor y la paz”.

Por favor estas son las formas de ayuda que me atrevo a proponérselo si usted puede y quiere.

1. Generar una cadena de oración, ayuno, limosna, intencionando por mi desgracia y de muchas familias
2. Facilitarme y/o recomendarme un trabajo complementario, teletrabajo, etc.
3. Una beca para especialización y/o obtención de grado académico
4. Visitar insitu mi hogar y de otras familias
5. Apoyarme vía donación a mi número de cuenta CÓDIGO SWIFT – BANCPEPL- nombres y apellidos: Joel Huamán Condori- número de tarjeta: 4214100139058608- número de C.C.I. 018-421-004421409590-81- numero cuenta ahorros soles: 04-421-409590 DNI N° 23266856- Dirección domiciliaria: Jirón Mariano Cataño s/n Barrio San Cristóbal- distrito, provincia, región: Huancavelica- País: Perú- Celular: 940040753- Entidad bancaria. Banco de la nación sede Huancavelica. Avenida escalonada N° 122 horario lunes a viernes: 8:00 a m a 5:30 p m y sábado de: 9:00 a m a 1:00 p m teléfono: 067- 452817
6. Contactar con su santidad el Papa Francisco
7. Procurarme un bienhechor, padrino, madrina o institución de asistencia y ayuda familiar
8. Desarrollar proyectos para ayudarme y ayudar a otras familias.

¿Hermano (a) por favor, cuál de estas ocho propuestas podría brindarme?

Pedir ayuda no es pecado, robar sí. Dios perdona el pecado, pero no el escándalo, por eso le ruego mucha prudencia y discreción con mi caso en particular, pues es un tema muy íntimo que por necesidad y desesperación le confió. Le ruego que sea tratado y considerado a ese nivel

No es insistencia por insistencia, sino necesidad, impotencia y supervivencia de los míos, le reitero mi caso es de conocimiento de mi Obispo y Párroco, he decido llevar mi cruz y así lo estoy haciendo, al precio que me está costando, pero todo tiene un límite, mi situación ya escapa de mis manos, por eso he decidido recurrir a otros hermanos míos, porque he visto que personas y familias, han recibido ayuda, la misericordia de Dios tiene múltiples caminos y esta vía no es la excepción. gracias, perdón y ayúdeme ahora por favor.

El mundo necesita de gestos y acciones, que partan del corazón, recorran el cerebro y que las manos extendidas alcancen al que clama misericordia. para todo ser humano, no debería haber nada mejor, que otro ser humano. para todo ser vivo, nada igual que otro ser vivo.

“Espero que despertéis al mundo, porque la nota que caracteriza a la vida consagrada es la profecía…y el profeta siempre está del lado de los que sufren y padecen injusticia…” (carta a todos los consagrados, año de la vida consagrada).

“Prefiero una iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle que una iglesia enferma por el encierro y la comodidad…” (e. g. 49).

Tengo esperanza en la impotencia, aunque sienta que la gracia de Dios y la misericordia de mis hermanos me falta, hare lo mejor que pueda “misericordia quiero, y no sacrificio…”(os 6, 6)

La unión del varón y la mujer en el vínculo matrimonial es sagrada, institución divina, este hecho natural no lo puede cambiar nadie, ni el papa, ni el sínodo, me siento muy preocupado por lo que leo, oro y espero que la exhortación apostólica que emita el Santo Padre, sea por inspiración del Espíritu Santo y no inspiración humana. soy un convencido que el matrimonio es para siempre, único e irrepetible, para mí la nulidad matrimonial planteada como la están planteando, explicando cómo lo están explicando, es sinónimo de divorcio lo tengo así de claro y ruego a Dios que estos y otros vicios no se implementen, no lo permita Dios y el Papa. si nuestra Santa Madre Iglesia Católica se mantiene firme en estos milenios a pesar de los ruidos de propios y extraños, es porque ha sido fiel a su Doctrina, actualizada a los tiempos sí, pero siempre firme y fiel a su doctrina. en resumidas cuentas, nada es verdad, nada es mentira sino con el cristal con que se mira. “la unidad es superior al conflicto”

¿Hasta cuándo permitiremos que las familias se mueran y destruyan día a día? ¿Cómo Iglesia que acciones reales, objetivos y prácticos estamos haciendo? ¿por qué la ayuda de la Iglesia no llega directamente a cada familia que lo solicita?, ¿Somos parte y solución de la crisis familiar de hoy?

“¡No me rindo!” para vencer el cáncer del divorcio tengo que “querer querer”

Miseria y corazón. significa poner el corazón en la miseria, es decir, amar al otro a pesar de sus faltas y pecados, es decir, de sus miserias. así nos ama Dios y así estamos llamados a amar a los demás: “sed misericordiosos como vuestro padre es misericordioso” (lc 6, 36).

Nuestra mayor amenaza es el gris pragmatismo de la vida cotidiana de la Iglesia en el cual aparentemente todo procede con normalidad, pero en realidad la fe se va desgastando y degenerando con mezquindad y falta de misericordia.

¿POR QUÉ EL SILENCIO ANTE TANTAS COSAS QUE CLAMAN AL CIELO?

¿POR QUE EN LA MISMA IGLESIA EL PAPA FRANCISCO ENCUENTRA UNA OPOSICIÓN MÁS FUERTE E INTOLERANTE?

¿CÓMO VA A EXIGIR LA IGLESIA QUE SE PONGAN EN PRÁCTICA LOS DERECHOS HUMANOS CUANDO LA IGLESIA NO LOS RECONOCE NI LOS PONE EN PRÁCTICA DENTRO DE ELLA MISMA?

Para vivir la caridad hay que comenzar reconociendo en el otro a alguien digno de consideración, y ponerse en sus circunstancias. Las razones del corazón suelen abrir las puertas del alma con mayor facilidad que una argumentación fría o distante. La auténtica empatía implica sinceridad y es incompatible con una conducta impostada, que esconde los propios intereses. La escucha nos ayuda a encontrar el gesto y la palabra oportuna que nos desinstala de la tranquila condición de espectadores (P. Francisco)

La fe sin obras es muerta. Jesús se compadecía y hasta lloraba por el sufrimiento de otros. Desde la fe no se puede ser indiferente ante el débil y el sufriente. Por el contrario, tienen que prevalecer la compasión y la acogida. “si uno dice que ama a Dios y no ama a su hermano, miente”. Alguien es creíble cuando es coherente, el amor y la misericordia es la medida de la fe.

LO QUE DIOS QUIERA, COMO DIOS QUIERA, CUANDO DIOS QUIERA, Y A DONDE DIOS QUIERA

GRACIAS POR TU MENSAJE Y AMISTAD
DIOS TE BENDIGA

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Solidaridad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s