Carta de una valenciana a Cataluña

Una cosa es la afinidad cultural, lingüística, histórica, que es innegable. Y otra muy diferente, las patrañas e inventos de carácter gobeliano. De tanto repetir que Ausias March es catalán hay quien no sabe que nació y murió en Valencia; el seny ha perdido el juicio y se apropian de Cristóbal Colón, del descubrimiento de América, de medio territorio litoral, y ahora también de las fallas.

Si a ustedes les parece normal semejante dislate y tener que soportar ser abducidos por estos fascistoides totalitarios que han creado de un miserable condado una supuesta Nación, que venga la Real Academia de la Historia y ponga de una vez por todas los puntos sobres las íes.

Señores, en Cataluña pueden hacer lo que les plazca, por mi que les den butifarra catalana de su tierra, pero al resto de España no vengan ni de coña marinera, con falacias de mentes bordelindes. Los valencianos estamos hartos de estas agresiones y, la verdad no soporto ver tanta malicia como la de la prepotencia de las autoridades catalanas, que llevan años adoctrinando a sus pupilos con viles mentiras.

Pero la culpa no es de ellos, sino de los políticos que durante treinta largos años les hicieron la cama por un puñado de votos, que suena a película con música de Ennio Morricone, el oscarizado músico debería componer la banda sonora de la Catalunya imperial, dispuesta a todo con sus mentiras y dineros sucios y opacos, que venden el producto en cualquier rincón del mundo sin vergüenza torera.

Con franqueza a una le gustaría que se fueran ya de España, porque siente asco de tanta mentira, falsedad, corrupción y exceso de prepotencia. Pero antes me gustaría decirles que su tierra es nuestra tierra, que estás regada con el sudor de todas las autonomías de España. Y que para conseguir la independencia nos tienen que pedir opinión, porque nosotros también pagamos Cataluña y no robamos patrimonio cultural, como hacen ellos, ni robamos otras cosas ocultas en Bancos Suizos, ni intentamos dinamitar la convivencia de todos los españoles.

Por respeto a los miles de catalanes que se sienten españoles, les ruego gobernantes ineptos que dejen de mentir. Se les van a ir los ahorros por la tubería del wáter, porque nadie quiere una Cataluña independiente salvo los impresentables y abducidos por la conspiración gobeliana del miente que algo queda.

Me da vergüenza que una cultura como la catalana se esté autodestruyendo a marchas forzadas por querer ser lo que no son ni serán jamás: Una nación con identidad propia. Esa patraña la han cultivado en su frondoso jardín pero no florece ni con abono nacional. Adéu i quan més llunys millor.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Cultura, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s