Tres años de Francisco el Papa de los gestos

Lo más destacable sin duda, es su capacidad de intentar lo imposible. Sigue luchando con la curia y si bien él mostró ejemplo al ir a vivir a Santa Marta en un pequeño apartamento, se sabe que muchos de sus cardenales viven en opulentos 170 o 190 metros cuadrados, rodeados de lujos. Si por otra parte predica la misericordia, le falta ese plus de incordiar claramente a sus pupilos reacios a perder poder en la curia.

El Papa tiene grandes éxitos en el exterior, en su política de acercamiento a los líderes mundiales, en sus homilías e intervenciones ante el patriarca ortodoxo Kirill y su acercamiento de Cuba a Estados Unidos. Pero fracasa frente a la corrupción y el nepotismo en sus filas. Su canto a la naturaleza en su encíclica Laudatio Si, más allá de gustar a los ecologistas no ha motivado a los grandes magnates para reestructurar la industria con niveles menos contaminantes.

Por otra parte están sus comprometedoras palabras dada su verborrea típica argentina, su espontaneidad hace que se maticen sus palabras a posteriori, indicando lo contrario de lo que al parecer el mismo pontífice ha dado a entender. La política de comunicación de la Santa Sede es un verdadero galimatías para la ciudadanía que quiere certezas en tiempos de relativismos.

Y para colmo están los ataques permanentes a su persona . Se dice que el 13 de abril de 2013 se creó una comisión de cardenales para elaborar una nueva Constitución que reforme el funcionamiento del Gobierno de la Iglesia Católica. Desde entonces, dicha comisión se ha reunido 13 veces, pero todavía no ha llegado a ninguna conclusión, a pesar de que se pretendía que a principios de este año ya fuera posible una reforma de la Curia.

Lo que no se puede negar es las buenas intenciones del Santo Padre que pidió acoger a los refugiados sin que sus palabras hayan tenido demasiado eco. También ha tenido palabras duras contra la pederastia pero siguen saliendo escándalos que ensucian el hábito blanco de Francisco.

Por no hablar de quienes se dirigen a él con todo descaro para pedir la abolición de los dogmas o de la infalibilidad pontificia. Teólogos del pasado que en sus últimos coletazos se resisten a morir sin ver que la Iglesia haya movido un pie en alguna dirección en la que ellos la querían ver actuar. Y no falta en la grey de la Iglesia la teología femenina, que no feminista, dispuesta a sacar temas candentes al aire. La iglesia sigue siendo piramidal y patriarcal y eso en una sociedad donde la mujer alcanza cuotas de igualdad paritarias significativas, resulta anacrónico en pleno siglo XXI.

Cierto que la Iglesia se mueve por el servicio y no por el poder, pero es que ese poder se concentra en varones mientras que el servicio lo ejercen las mujeres con total anonimato. Algo de esto debe modificarse o bien dando paso a mujeres cardenales o bien, admitiendo la participación en la curia de la mujer en esferas donde las decisiones son tomadas solo por varones. De lo contrario el pontificado del Papa Francisco habrá sido un pontificado de gestos vacíos de contenido. Que es lo que lleva camino de convertirse.

Aunque todos los gestos le llevan a pedir la santidad de los fieles, que es el camino directo para que puedan realizarse verdaderas revoluciones dentro de la Iglesia. Así ha sido durante más de dos mil años.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s