Historia de un canalla. El problema del mal

Lo que Julia Navarro hace en Historia de un canalla es adentrarnos en los recovecos del mal, sin tapujos y además, nos pregunta si esos seres sin escrúpulos ni conciencia que nos rodean, nacen así, sin más. Lo tienen todo en la vida y sin embargo optan por el lado oscuro, sienten placer por hacer daño e indiferencia ante el dolor ajeno. Pero no son unos psicópatas. Sino los seres que triunfan en la vida cotidiana y que se mueven a nuestro alrededor.

Historia de un canalla es un libro para leer con una buena dosis de comprensión en la mochila, porque no resulta fácil que un personaje así se entienda. Y precisamente lo que más perturba es que estos seres son de carne y hueso, que los hemos conocido, que nos rodean. La escritora que domina la trama desde sus inicios en el mundo de la literatura, nos va llevando por diferentes experiencias de este personaje antipático y sutil.

La pregunta del mal en el mundo nos lleva sin duda al pecado. Salimos de la cueva del mismo gracias a lo que vamos a vivir estos días de Semana Santa, por el misterio de la Resurrección podemos apreciar que el mal no triunfará jamás, que ha sido vencido por el bien. Pero al bien se le pide un plus muy fuerte. Se le pide renunciar a la venganza, apostar por la bondad, y eso cuando está en juego la propia supervivencia es casi llevarnos de la mano al martirio.

Libro por tanto interesante para leer, para comentar, y para desentrañar el aspecto psicológico de todos esos seres increíbles que triunfan en la vida machacando a quienes tropiezan en su camino. Libro de ágil lectura como todos los de Julia Navarro, que tal vez peca como siempre, de excesivas páginas en sus obras. Ya digo que su capacidad para urdir tramas es apabullante, maneja como nadie los diálogos y tiene un registro literario medio alto.

Cuesta leer el libro no porque sea de difícil lectura, sino por el personaje principal que nos va desollando su interior, su frialdad, su maldad anodina, que una intentan comprender, en definitiva resulta repulsivo. Por eso las pausas, las demoras en la lectura. Como si cada capítulo tuviera que digerirse con una buena manzanilla al lado.

Es la primera vez que hago una reseña de un libro que todavía no he finalizado. Pero que me parece interesante en todos los sentidos. Desde el punto de vista moral retrata nuestra sociedad con maestría. No nos deja indiferentes ante un ser tan malvado que no es capaz de perdonar a los de su propia sangre y a quien no le importa nadie excepto él mismo. Estoy intrigada gracias a la maestría de la autora por descubrir si este personaje de ir por casa, se transformará en alguien normal.

Una novela de tintes psicológicos cuyos personajes secundarios son tan imprescindibles como los principales, porque tras ellos se oculta la misma vida, sin escaparates ficticios. Y nos vuelve a ponernos en su piel una y otra vez para ver si nosotros seríamos capaces de obrar de esa manera tan descarnada, tan sin sentimientos. O tal vez con sentimientos tan confusos. Si la leen, ya me cuentan.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Libros, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s