La crisis de twitter o de los 140 caracteres

Hace años tener un blog era lo máximo a lo que se podía aspirar en la red. Surgieron cientos y se propagaron como las setas, algunos siguen en activo, porque aunque la red se haya empeñado en abreviar hasta los 140 caracteres de twitter, tendemos a la complejidad del pensamiento y nadie puede resumir una buena declaración de amor en esos escasos caracteres. Yo me limitaría a unos cuantos menos. Seguro que muchos aceptarían encantados el reto, pero es que la mejor declaración que se puede hacer de amor necesita del tú a tú, aunque no tenga esos 140 caracteres. Necesita la interacción entre las miradas, el tacto de una mano puesta sobre el hombro del otro, el beso fugaz o apasionado. Y a las noticias que se reducen a esos 140 caracteres les falta esa mirada, ese hombro, esa mano, para que realmente nos impresionen.

Por eso tal vez twitter parece haber tocado techo. Ya dije en una ocasión que el consumo ingente de datos termina por bloquear la capacidad de raciocinio. De ahí que el blog no haya muerto, que siga expandiendo sus caracteres con verdaderas joyas que son un deleite para quien las lee. Yo confieso que afortunadamente no estoy enganchada a las redes, aunque sí a la escritura. Sigo manteniendo un blog tras más de diez años. Y no me canso nunca de interactuar con mis lectores a través de los artículos de opinión.

No me interesan por tanto los 140 caracteres, ni las frases epatantes, ni los juegos verbales. Prefiero digerir la información y reflexionar sobre la misma. Y por eso me verán poco por las plataformas habituales que sólo utilizo para colgar mis blogs. No hago caso de las amistades que no tienen ninguna afinidad conmigo, si lo hiciera como muchos que buscan aumentar su número de amigos en la red, podría disponer de miles de ellos. Pero qué objetivo tiene ser amigo de quien no conoces y a quien no vas a seguir, de alguien que va tras succionar un me gusta o que le sigas para mostrar lo muy popular que es en este mundillo de la red.

Yo me sobrecojo cuando veo que un twuit ha sido free topic o un video de youtube sigue recorriendo la red tras más de cuatro años. Y selecciono con exclusividad a quién sitúo en mi lista de amigos. Tampoco me gustan los refritos de frases que van recorriendo la red y piden un me gusta con avidez. Si acaso prefiero las frases sinceras de algunos amigos en dos o tres líneas.

Pero sobre todo me fastidian los rumores intencionados, las frases falsas atribuidas a quienes no les corresponden. El sincretismo religioso de los gurús de moda que se aplican con deleite a dejarnos sus instantáneas con cuatro frases sin más sentido que el que uno quiera darle.

Abundan, insisto los bulos. Y por eso prefiero los blogs, suelen ser más reflexivos, argumentan hasta que uno puede decir que es un peñazo o que realmente vale la pena lo que ha leído. Ya sé que cuesta más tiempo devorar un post que leer un twuit. Pero en definitiva lo que una piensa es que se debe enriquecer el lenguaje y que lo que limite esa capacidad expresiva o la sustituya por imágenes subidas a Instagram, pierde algo fundamental y propio del ser humano, que es la capacidad de pensar en abierto, no en cerrado.

De manera que tampoco hago demasiado caso de los twuit de Papa, ni de su moda por subir a Instagram lo último que se le vaya a ocurrir a su gabinete de comunicación. Prefiero seguir escuchando sus discursos, aunque sean más largos y parezcan más tediosos. Para mí siempre es mejor un artículo que un whatsap de moda aunque éste se convierta en viral. Por lo que no suelo seguir las ruedas que te llegan al teléfono o a tu cuenta de facebook para que sigan dando alimento a ni se sabe bien quién. Ya ven que estoy un poco demodé.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Pensamientos, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s