Comienza la cuenta atrás

La cuenta atrás comienza ya a impacientar a la ciudadanía. A decir de muchos nadie quiere nuevas elecciones, pero todas las reuniones de los partidos actuales han sido infructuosas. Y se podría decir que ninguno de ellos quiere romper su propia vía de escape. Y de esa guisa los españoles desayunamos, comemos y cenamos, con unos políticos que van dando tumbos desde el ya lejano 20 de Diciembre.

Lo correcto sería cesar a todos, incapaces por sí mismos de formar gobierno. Y para ello no queda otra que nuevas elecciones. Eso sí , todos hemos tomado nota, de los precedentes que ahora tenemos con Ayuntamientos regidos por coaliciones cuyo desbarajuste a nadie se le ocurre tomar como modelo. Y sin embargo hacia ahí apuntan las maneras con tal de desplazar a Rajoy de la escena.

Si la crisis española no fuera tan grave, se diría que la gente sigue a lo suyo sin preocuparle lo más mínimo la vida política. Pero la realidad es que los ambientes están muy caldeados. Aquí se vive el rompe y rasga de manera diaria y así, no hay quien confíe en quienes pretenden representarnos.

El desgaste de todos los partidos ha sido fulminante. No cree ya nadie en ninguno de ellos. Para Junio en las nuevas elecciones, los cambios de rostros serán más que nunca necesarios. Porque con estos mimbres no vamos a ningún lado. O mejor todavía vamos arrancando las hojas del calendario y a ver qué pasa esta primavera.

Y mientras estos muchachos y hombres curtidos se dedican a eso de los pactos. Ahí tenemos el mundo volando en pedazos, un día es Bélgica otro Pakistán. Y a los musulmanes que quieren convivir en paz les cortan el cuello por felicitar las Pascuas. Así de finos son los chicos del turbante.

Cuanto más debilidad en un gobierno peor pintan las cosas. Si Bélgica es el refugio del yihadismo obedece entre otras sutilezas a que no tiene un gobierno unificado cuyos servicios de seguridad cooperen conjuntamente con el terror. No quiero ni pensar lo que se cuece en este territorio al que el Califato tiene un amor incondicional. Pero me llama la atención que determinados partidos financiados por ya se sabe bien quién, no deseen condenar el terrorismo islámico, ni cualquier otro terrorismo, en nombre de no se sabe qué libertad.

Afortunadamente el ser tiene un instinto de supervivencia a prueba de fuego. Y aunque el país esté hundido en el marasmo de la estulticia política, la gente sale de fiesta, pasea, ríe, y en definitiva vive. Que otra cosa podemos hacer, antes de que esto reviente y alguno todavía se pregunte pero cómo ha sido posible tal cosa.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Política, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s