De la pronografía a la pedofilia

Juan Manuel de Prada habla en ABC de la relación entre pedofilia y el consumo exacerbado de la pornografía. No hace falta decir que aunque no existan estudios probados sobre el tema, yo también me inclino por esta deriva moral del ser humano que ahíto de experiencias fuertes, transgrede cualquier barrera. Y cuando hablamos de la libido el tema supera con mucho lo que podamos decir cuatro junta letras.

La voz de la policía dedicada a la persecución de las redes pedófilas es espeluznante cuando hace un relato de los hechos. Y es evidente que la falta de frenos y barreras en cuestiones sexuales nos lleva hacia el sumidero más profundo de la indignidad. Cuando nos parece como normal algo que no lo es, cuando ya no distinguimos el bien del mal. Cuando poseídos por la fiebre devoradora del fuego interior sacamos lo peor del ser humano.

Pues de esas cosas están llenas los medios, primero como reclamo inocente, luego como adición ya en la deriva de otras muchas adiciones. La simpleza con la que se pueden acceder a páginas pornográficas, muestra inequívocamente que del pensamiento voyeur se pasa al acto delictivo más vicioso.

Reivindico la moral cristiana como parte de la salud del ser humano, tanto psíquica como moral. Sabemos que muchas cosas no deben hacerse, entre ellas el tan promocionado consumo de pornografía. Y lo sabemos porque denigra al ser humano que pierde sus referentes. El amor no es exclusivamente sexo. Y el sexo sin amor es puro vicio. La verdad es la verdad la diga Agamenón o su Porquero, aunque resulte que haya por ahí quien pregone sus múltiples beneficios y bondades.

Como soy en esto muy tradicional. Me atengo a la línea maestra de las enseñanzas de la Iglesia, que no va muy desencaminada cuando habla de estas cosas. Y considera un pecado grave el consumo de pornografía. ¿Por qué será que el pecado ofende a Dios y degrada al ser humano?. Todos somos pecadores sin duda, pero muchos dicen que en cuestiones de bragueta la Iglesia no debería pronunciarse. Sin embargo, la moralidad intrínseca de determinados actos, hace que ésta tenga su criterio muy definido. Y mira por dónde no anda desencaminada de lo que es la realidad social.

Cuanto más pornografía, más posibilidades de pedofilia y el paso siguiente es dejar la realidad virtual para pasar al onanismo, al acto físico real. Convirtiendo la visión en obsesión posesiva que enturbia el entendimiento.

No hace mucho un programa de reality abanderó el incesto en su plató. Dejando obnubilada a parte de la audiencia. No son pocos los países que rebajan la edad del consentimiento sexual para beneficiarse de la promiscuidad de tantos ciudadanos de aspecto honorable. El hecho de que en la pornografía se banaliza la sexualidad da como resultado lo que define Juan Manuel de Prada:

“El consumidor de pornografía convencional acabará consumiendo pornografía alternativa, hasta que llega el día en que desea también consumir pornografía en la que aparezcan niños”.

“Cuando la sexualidad se desembrida se convierte en una pasión putrescente, ansiosa de consumir nuevas perversidades; y no debe extrañarnos que, después de probar todos los sabores, quiera hincarle el diente a la fruta prohibida de la infancia”.

“La pornografía infantil no es expresión, como se pretende, de una perturbación que aflige a cuatro monstruos; es fruto del clima moral creado por una ideología criminal que ha impuesto el naturalismo instintivo como forma de plenitud humana y que considera que el acceso libre a la pornografía es una de las grandes conquistas humanas”.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s