Diaconisas. Sí, pero no, al estilo de Francisco

Cuando los titulares conforman una realidad paralela que en nada se corresponde con la verdad, entramos en una dinámica peligrosa. El Papa Francisco se va a caracterizar en su pontificado por la cantidad de esperanzas que alumbra en cada una de sus intervenciones, y por la tozuda realidad que se empeña en situar a la Iglesia a la cabeza de una institución que salvaguarda la Tradición.

Por eso llama la atención que el Papa esté dispuesto a estudiar el papel de las diaconisas, como lo estuvo en el caso de los separados y vueltos a casar. Una ya está viendo venir un nuevo papel para la mujer en la Iglesia dentro del diaconado, del servicio, pero no del orden sacerdotal, como algunos se atreven a afirmar. Y es que es imposible contradecir al Papa Juan Pablo II que habló sobre el tema de manera clara y rotunda.

El Papa genera numerosas expectativas, pero también enormes contradicciones. Tantas que los mismos cardenales andan divididos por las declaraciones de Francisco y tienen que venir con goma de borrar a rectificar o matizar aquello que ha dicho el Santo Padre.

No hace mucho yo hablaba del papel de la mujer en la Iglesia y de esa necesidad de que hubieran mujeres diaconisas. El mismo Francisco parece querer sugerir ese camino, pero a la manera gallega nos deja caer que se estudiará en qué consistía el diaconado de la mujer en la Iglesia. Algo que no está en absoluto claro según los monseñores y algunos teólogos de la vieja guardia.

Por tanto, ni hay que esperar mujeres diaconisas, ni otra cosa que “mucho ruido” que es lo que el mismo Francisco pide que haga la Iglesia. Lo que Sandro Magister y otros Vaticanistas se preguntan es si no estaremos ante un Papa que arma más bien lío, que confunde más que aclara. Que suscita lagunas enormes en la Tradición de la Iglesia y cuyo estilo espontáneo y descuidado, da lugar a declaraciones que no se sostienen ni dentro de la Tradición, ni dentro de la teología.

Yo no sé si esto es así, pero al parecer el Papa está dispuesto a que se titule de cualquier manera sus palabras, dando lugar a confusiones de bulto que avergüenzan a la propia institución eclesial, siempre tan comedida en sus declaraciones.

Tenemos por tanto un reto muy grande en este Papado, un aventar esperanzas que no se corresponden con la realidad cotidiana. Un conseguir titulares que llevan a la laxitud moral, al relativismo más ramplón. Un perseguir la misericordia a riesgo de hacer perder el sentido de la fe a muchos fieles. Que se preocupan y con razón del sensus fidelium, alborotado por tanta declaración que parece contradecirse en sí misma.

Esta primavera de Francisco está dando lugar a un navegar por aguas pantanosas. La enorme alegría de ser hijos de Dios se ve empañada por las travesuras dialécticas del Papa Francisco que abre la puerta al sí, pero no. Algo de este cariz me espero con el tema de las diaconisas, una larga y profunda reflexión del gran papel de la mujer en la Iglesia, para concluir que estamos en la misma para servir, no para buscar cargos de poder. Sin que se les caiga la cara de vergüenza a los monseñores con capelo y mitra especial.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Religión, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Diaconisas. Sí, pero no, al estilo de Francisco

  1. No acabo de entender esto de la “misericordia” que ha salido desde el Vaticano. Existe una foto que se puede encontrar con Google en donde se ve a Silvio Berlusconi comulgando en una misa de manos de un cardenal italiano. Yo me pregunto quien de los dos merece el infierno, si el cardenal que le da la Comunión o el mismo Berlusconi. Se puede objetar que Berlusconi se ha confesado antes de comulgar pero esto no vale porque es un pecador público en cuanto a estar recasado varias veces por lo civil y acusado de líos con mujeres y el arrepentimiento debería ser público. Si hasta con los adúlteros estos llega la Misericordia ya es surrealista el colmo para confundir al pueblo cristiano

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s