Y el cura bendijo a las lesbianas

Hay quien opina que se debe bendecir las uniones porque son la expresión de un vínculo de amor. Y hete aquí que un sacerdote utiliza púlpito y altar para loar la unión de dos lesbianas. Y se reviste sacramentalmente para perpetrar la bendición. Permitan que discrepe de su acción, a título personal el citado párroco puede dar la enhorabuena a esas dos mujeres que han decidido unir sus vidas. Pero es más cuestionable que las bendiga en la Iglesia, donde ese tipo de uniones no entra dentro de los cánones. Es puro sentido común o hacemos la vista gorda y bendecimos toda unión homosexual, o sencillamente tenemos que decirles a las jóvenes que lo suyo está lejos de la Iglesia. Que su amor es un contrasentido porque ni siquiera pueden sentirse bendecidas por Dios. Por mucho que el párroco de turno les haya impartido su beneplácito.

El tema se las trae porque me vienen a la cabeza conversos en la iglesia viviendo en castidad su homosexualidad y nadie los discriminó jamás, ni les reconvino su vida en común. Hay casos y casos, pero lo que no puede ser no es y no debe ser. Y desde luego bendecir una unión lésbica en una Iglesia es pasarse muchos pueblos.

Pues en esas estamos que toma carta de naturaleza el pansexualismo social, que las lesbianas se atreven a unirse en matrimonio y además desearán procrear por parte de una de ellas con la solución de la ciencia por medio. Luego vendrán los problemas, o no; no lo sé. Pero de entrada volverán a jugar a ser lo que no son un “matrimonio”, nombre que debe reservarse al hombre y la mujer.

Claro que bendecir este tipo de uniones tiene buena prensa, mucho más que hablar del pecado de sodomía que explica la Biblia. Y lo cierto es que se puede amar a alguien del mismo sexo, sin necesidad romper el celibato al que están llamados por sus peculiares características.

Y no, no es una aberración pedir continencia. Es mucho peor ir bendiciendo uniones, que por alguna extraña razón terminarán por ser de todo tipo y condición: perros con amos; hermanos, niños y adultos. Una vez se abre una puerta es difícil que esta se cierra a las demás casuísticas.

Vuelvo a decir que mi postura no está bien vista, ya lo sé, pero forma parte de la doctrina de la iglesia católica, a la que Almodóvar ataca sin reparos. Escondiendo sus ilicitudes en Panamá, y mostrando su anticlericalismo más simple y rastrero. Y es que atacar a los obispos sale gratis, nadie va a ponerte un pleito porque insultes al mitrado de turno. En cambio es posible que estos obispos sean llevados a los tribunales por hablar de acuerdo con la doctrina católica y predicar aquello a lo que están impelidos.

Pues bien, mis mejores deseos a esa pareja de lesbianas, con una salvedad. Su amor puede y debe ser sublimado para que sea bendecido por Dios, lo otro, sencillamente es sodomía y de ella habla bien el Evangelio. Y estoy segura que para quienes se preguntan qué haría Jesús hay numerosos modelos en la Biblia: vete en paz y no peques más. Es el más común, el más lógico y el que con toda probabilidad utilizaría.

La misericordia precisamente no suele vestirse de Prada, aunque algunos les parezca lo contrario. La misericordia habla al corazón de los fieles y les dice cuál es la doctrina recta y justa, lo contrario es engañar al personal y lo que es peor engañarse a uno mismo. Pero quién soy yo para enmendarle la plana a todo un sacerdote dispuesto a bendecir cualquier cosa. El individuo justifica su buen hacer con su dedicación a los pobres, pero al parecer se olvida de los pobres de espíritu. Que Dios ilumine su conciencia. Hacer lío ya lo ha hecho aunque no parece que este sea el estilo de Bergoglio quien termina de excomulgar a un sacerdote que estaba por bendecir uniones homosexuales. Tomen nota los que todavía no lo tienen claro.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s