Para los detractores de Madre Teresa de Calcuta

Como no puede ser de otro modo una gran obra como las de las Misioneras de la Caridad de Santa Teresa de Calcuta, producen todo tipo de reticencias, por la expansión de su orden, por la cantidad de vocaciones y voluntarios que la llenan. Y de ahí que numerosos artículos hayan puesto en duda el lado higiénico y humano de su obra, considerando que le importaba más la evangelización y conversión de sus moribundos que la atención recibida en sus centros.

Es cierto que cuando alguien se lanza a la calle sin más recursos que sus propias manos para abrazar a los parias de la tierra, puede hacer bien poco por mejorar sus condiciones en esos momentos. Y así es como iniciaron su obra estas Misioneras de la Caridad, recogiendo moribundos a los que ni ellas mismas podían atender, pero ofreciéndoles un vaso de agua, una comida, un techo, un lecho donde poder finalizar sus días.

Para tener el valor de emprender esta misión se debe poseer lo que una mujer de raza necesita, la gran confianza en la misericordia de Dios y una oración que alimente sus propias amarguras de no poder dar más ayuda que limpiar las llagas de los pobres.

La historia juzga en versiones maquiavélicas las grandes donaciones recibidas y proclaman que no fueron auditadas, la atacan los más acérrimos enemigos de su obra. Esta monja no enseñaba a pescar, dicen, reprochando que no se ocupase de las estructuras podridas de la sociedad. El carácter de su santidad, sin embargo, ha venido a demostrar que sí se ocupa de quienes no tienen nada, y por eso mismo les da lo que más pueden necesitar un lugar donde morir en paz. Ofrecer consuelo a un moribundo es una gracia que pocos saben alcanzar, hacer que alguien te bendiga en su último suspiro es algo impagable.

Cierto que la miseria sigue presente en miles de lugares, pero el carisma de su obra no se fundamenta en romper la estructuras podridas de la sociedad. Ni siquiera la misma Iglesia tiende a ocuparse de ello. La caridad, supera con todo al mal estructural. Y nos pone frente al espejo de quienes lo dan todo por los demás.

Es una obra merecedora de elogios y además, fundamentada en el más estricto catolicismo, no todas las personas que han ido a ayudar consiguen superar las condiciones de rigurosa pobreza en la que viven las misioneras. Tampoco se habla de su defensa de la vida en todos los sentidos: luchó contra el aborto y lucharía contra la eutanasia si estuviera en un país donde se aplica. Porque su carisma es dar auxilio al desvalido con el corazón y las entrañas de misericordia que le caracterizan.

Otros construirán escuelas y obra pías, las misioneras están para quienes no tienen nada, absoluta y literalmente nada. Ese fue su inicio y si su carisma perdura esa será la continuación de su obra.

La maledicencia se lanza contra ella, por recibir dinero de dictadores o potentados del mundo. Lo recibía para sus pobres y la gala del premio Nobel de la Paz no se efectuó porque solicitó que el dinero de la cena se destinase a los más necesitados. Cometería errores, seguramente fue superada en popularidad sin que ella misma lo pudiera comprender, pero si alguien tiene bemoles que siga sus huellas, para ello se necesita una fe firme y muchas horas de oración de manera que la gracia de Dios no te derrumbe creyendo que lo que haces es obra de tus propias manos. Que siga intercediendo por nosotros desde allí donde dijo que se ocuparía de encender la luz de quienes nada tienen.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s