Clinton y Trump: la Hidra del poder

El mundo está expectante, con el corazón en un puño ante esa lucha titánica que llevan a cabo los aspirantes a la Casa Blanca. Decía Susan Sarandon, la famosa actriz pro causas perdidas, que ella no vota con la vagina. Y es obvio que aparte del mal gusto de la frase iba directa al sueño americano de ver una mujer en la Presidencia de EEUU. El voto feminista está muy decantado hacia la señora Clinton, pero además nos enteramos de cosas tan significativas como que la fundación de los Clinton ha recibido dinero de Qatar, quien junto a Arabia Saudí es vox populi que financia al terrorismo islámico de ISIS. Además hay que añadir el apoyo de las corporaciones financieras al partido demócrata y de los lobbys de poder, prensa incluida. La campaña está reñida porque la podrida política nos presenta dos candidatos con mucha porquería detrás.

Personalmente deseo que gane quien sea providencial para ese país y para el resto del mundo. No apuesto por Clinton por ser mujer, porque en realidad en política se comportan como hombres vestidos de mujeres. Y me explico. Las políticas en general no feminizan nada, no aportan ese granito de bondad y ternura que se le da como plus al genio femenino. Son todas ellas lobos en un mundo de lobos. Y actúan como los hombres más despiadados del mundo.

Tampoco estoy haciendo campaña por esa incógnita llamada Trump, que al parecer ha apostado por el populismo para hacerse con el poder. Otra cosa será ver cómo saca del atolladero los problemas y como lucha contra el sistema financiero que domina el mundo. Pues bien él se ha presentado como paladín de esa especie de enfrentamiento que le hace tan parecido a los populistas de Podemos. Ambos van contra el sistema, la cuestión es que el sistema es una suerte de Hidra que todo lo devora con sus múltiples cabezas.

Me encanta que se considere al Vaticano la voz que denuncia toda la porquería del mundo. Lo obvio es que también ofrece una posibilidad de cambio, porque dentro del corazón se oculta toda la maldad, es la metanoia quien se ocupa de transformar el mundo. La verdadera conversión del corazón que hace que nos ofrezcamos en los puestos más insignificantes como levadura en la masa. Y desde ahí, desde tantas organizaciones pequeñas que denuncian el mal con toda sus secuelas, encontramos un pozo de esperanza para la humanidad. Y en esa voz del Papa Francisco la denuncia se vuelve profética para que políticos con algo de conciencia se dejen llevar por el corazón y no por la mera ambición de poder.

No voy a proponer una apuesta de quien va a ser el ganador, carece de importancia, más allá de que significativamente todos prefieren a Clinton, me refiero a las grandes corporaciones y los emporios del poder. Sin embargo esta mujer ha decidido que la libertad de conciencia debe ser relegada, porque se opone al aborto y las políticas pro género. No es tranquilizador que en el país donde la libertad de conciencia siempre se ha defendido hasta el último suspiro, ahora vaya camino de convertirse en una especie de totalitarismo a favor de las doctrinas de la ideología de género. Y una vuelve a preguntarse por qué en cuestión de unas décadas ha sido tan importante que vaya en la agenda política algo que afecta directamente a la estructura de la sociedad, a la familia y los valores humanos.

Una sociedad donde se pierdan las raíces fundamentales que la sustentan es una sociedad en decadencia, y eso es lo que le sucede a Occidente que vive momentos sociológicamente absurdos, donde la fuerza que lo mantenía como potencia mundial, se está resquebrajando. Los valores cristianos fundamentaron las leyes de los países que hoy no saben ya hacia donde se dirigen.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s