20 de Noviembre mártires y beatas

En el calendario de efemérides hay una conjunción de hechos significativos para la fecha que hoy nos ocupa. No sólo se celebran los Derechos del Niño a partir 1959. También fallece en este mismo día en 1936 el anarquista Durruti por las heridas recibidas en la batalla de Moncloa. Y la memoria de muchos españoles recuerda 1975 en el obituario Francisco Franco y en 1936 a José Antonio Primo de Rivera. Podríamos seguir las huellas de estas efemérides y encontraríamos también la celebración de las mártires beatas de las Hnas de la Doctrina Cristiana. El mayor grupo de religiosas asesinadas durante la última contienda española, tras las Adoratrices en Madrid.

Es importante mantener vivo el recuerdo de aquellos que dieron su vida por ser hijos de Cristo, por permanecer fieles a su fe. Es tan importante que el retazo de la Memoria Histórica que luego nos han querido manipular, convierte en héroes a quienes habían asesinado impunemente a civiles indefensos. Y aunque todos sabemos que en las guerras se cometen todo tipo de atrocidades, es obvio que los mártires lo son por su condición de víctimas por odio a la fe. Los otros, también serán víctimas en algunos casos, por odio ideológico, por rencillas maliciosas, o porque el destino sencillamente se cebó con ellos.

En este caso eran mujeres que no tenían quien las acogiese, algunas pudieron haberse salvado sin embargo decidieron permanecer unidas en un piso haciendo labores para los milicianos, sometiéndose a numerosos registros y humillaciones, para finalmente ser llevadas al paredón, sin más juicio que el del odio.

Se están celebrando misas en sufragio de José Antonio y de Franco en algunos lugares, y esto agita los ánimos de quienes no entienden que la oración por los difuntos es una de las obras de misericordia del creyente. Sean estos difuntos de un bando u otro. Porque efectivamente también se ora por quienes asesinaron de manera vil a estas religiosas. Quienes como muchas otras víctimas murieron perdonando a sus verdugos.

Celebrar su memoria no es más que una nueva ocasión de perdonar a quienes les arrebataron la vida, de orar por quienes no tuvieron piedad de unas mujeres indefensas. En fechas como estas viene bien unirse en oración por todos los difuntos de la contienda española, sean del bando que sean. Y dejar que la oración apacigüe esos ánimos confusos que abren cunetas buscando víctimas que fueron antes verdugos, o sencillos personajes cuya hora de entregar su vida les cogió en una determinada zona.

Lo que nadie puede negar es que la reconciliación de las dos Españas es un imperativo al que nos debemos todos. Y sobre todo hoy que celebramos la memoria de Cristo Rey en la liturgia cristiana, nos sabemos partícipes del servicio y la entrega a los demás. Nuestro Rey no tiene el poder de los ejércitos, ni de los lobbys de las divisas. Nuestro Rey tiene como trono una cruz que representa el triunfo del aparente fracaso.

Si cabe es más imperioso hacer llegar este mensaje a quienes viven para el éxito mundano y el triunfo aparente de los medios. Hoy es el día que celebramos la entrega incondicional de Cristo a los hombres en una cruz al lado de dos ladrones, uno de los cuales encontró el paraíso precisamente por comprender que el bien no podía finalizar en aquel montículo tenebroso.

Hoy es el día del triunfo de la vida ante la muerte, de la vida de todos aquellos que también supieron darla con generosidad. Como dice Tertuliano la sangre de los mártires es semilla de nuevos cristianos.

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s