“Silencio” una película dolorosa

Es tiempo de silencio, pero no del Silencio que Martín Scorsese ha reflejado en su última película. El silencio de Dios puede ser extremadamente doloroso, especialmente cuando el sufrimiento y la muerte afecta a otros seres. La fragilidad humana se contempla precisamente en dos personajes: el apóstata persistente que siempre pide perdón al sacerdote y el apóstata sacerdote que renuncia a su fe por salvar la vida de otros. Las triquiñuelas de los temibles japoneses que desean a toda costa destruir una corriente occidental que cambia sus costumbres de siglos, son maquiavélicas y sutiles para llevar a la desesperación de dos jesuitas formados y probados hasta beber el cáliz de la Pasión.

Sin embargo el discurso del apóstata Ferreira con el padre Rodrigues es estremecedor, como si la sangre de los mártires fuera totalmente en vano. Como si su fe careciese de la fuerza del Espíritu. La larga agonía del protagonista se traduce en una atmósfera asfixiante pese a la belleza de las imágenes. La música apenas repercute en la emoción del espectador centrado siempre en el dolor y la angustia del martirio Se nos quiere ir llevando a la justificación de la apostasía por compasión, por elucubraciones mentales sobre la peculiar fe de los catecúmenos japoneses. Sin embargo presenta la grandeza del sacerdocio manifestada en cientos de ocasiones: en las confesiones, en los bautismos, en la Eucaristía. No obstante, la sombra de la duda persiste como una arista que se clava dolorosamente en el corazón.

Una película religiosa que enfrenta al espectador con su fe y su capacidad de oblación hasta perturbar lo más profundo de nuestra interioridad. Una película para comentar con gente formada. El resto sólo ve el fanatismo y el sin sentido de un martirio que es fácil eludir con un simple pisotón a la imagen de Cristo. Me gusta ver las películas con tintes religiosos con gente que no cree en la Iglesia católica y al final el discurso siempre nos lleva a que la religión provoca sufrimiento, muerte y odio entre los seres humanos. Una visión alejada completamente de la realidad, en la que precisamente la fe en Dios produce, fraternidad, solidaridad, amor oblativo, entrega en una dinámica de pecado y perdón continuos, porque la debilidad del ser humano imprime carácter.

No, no me gusta Silencio. Y he tardado en hablar de la cinta porque aunque la belleza cinematográfica es evidente, los enfoques y encuadres, los primeros planos, no dejan el corazón en paz. Salí del cine con una triste amargura en mi interior, por la publicidad que se le ha dado a la película, por la promoción que se le ofrece desde la misma Compañía de Jesús. Por la entrevista de Scorsese con el Padre Francisco.

El título es lo más acertado del film, porque el silencio de Dios se vuelve aplastante para el padre Rodrigues en su soledad y su miedo constante de no ser capaz de soportar las penalidades que ve con admiración como sus catecúmenos las aceptan con el valor y la fuerza de la fe.

Espero que otros espectadores encuentren más puntos positivos que los he yo haya podido vislumbrar. No es una película que quisiera volver a ver. Si la Misión nos arrastró a la épica de las reducciones jesuiticas con una banda sonora que nos envolvía en la atmósfera de la cruz y la espada. Aquí tenemos que lamentar que la fe quede reducida a una pequeña cruz escondida entre los pliegues de la túnica del padre Rodrigues al final de su vida de colaboracionista en la persecución religiosa en el Japón

La realización es magistral y la interpretación de los personajes merece un elogio. Es una gran película, sin duda. Al estar basada en un libro cabe decir que habrá que leer la obra de Shusaku Endo.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s