El Sínodo para los jóvenes del 2018 un reto más del Papa Francisco

Seguramente jamás ha existido en sentido global tanta ayuda humanitaria como en la actualidad, a través de tantas asociaciones y ONG. En ellas lo mejor de la juventud pone sus esperanzas, son solidarios, se les ha enseñando a implicarse y participar en la ayuda a los más necesitados. Se compadecen de las necesidades del mundo. Suele ser un periodo de la vida en la que todavía no existen los compromisos familiares y vitales que impiden ofrecer tiempo libre a la sociedad.

Algunos de ellos también se implican en política, quieren transformar el mundo y saben que la leyes son el motor de los grandes cambios de la historia de la humanidad. Pero lo cierto es que no se sienten interpelados desde la Iglesia, salvo aquellos que se educan en colegios religiosos y mantienen contacto con el carisma de la orden a través de sus grupos.

No obstante, la vida actual completamente mediatizada por el cine y la televisión, por el uso de las nuevas tecnologías y por una falta de valores personales surgidos en el seno de las familias, hace que los jóvenes se alejen de la Iglesia y que no participen en el culto ni en sus asociaciones. Tal vez por ello el Papa Francisco ha decidido que el nuevo Sínodo del 2018 se ocupe de la juventud, el relevo generacional necesario para seguir ofreciendo a la sociedad la Buena Nueva.

Y como no hay recetas, tampoco existen soluciones mágicas al problema generacional al que nos enfrentamos. Tal vez sea cuestión sociológica, la sociedad líquida, relativista, nacida a través de los derechos sin demasiadas exigencias hacia los deberes. Una sociedad del consumismo y el bienestar que no termina de valorar lo que tiene, ni lo logrado a través de generaciones de lucha. Para ellos la igualdad ya es un hecho, los derechos sociales son una realidad, en apariencia no encuentran su sitio para las grandes preguntas del ser humano: ¿Quién soy, hacia dónde voy?.

Si me apuran la filosofía que es una escuela de pensamiento no tienen ningún peso en la educación, porque nos hemos vuelto eficientes, queremos resultados, gente preparada para una sociedad competitiva y cruel que lleva camino de deshumanizarse. La enseñanza se convierte en puro activismo sin apenas reflexión, hay que seducir y divertir a los jóvenes, y así los programas de los centros se vuelven en parques temáticos de diversa índole. Mucho jolgorio y poca profundidad, no se enseña a pensar y cuando se intenta te topas con el muro de la sociedad aletargada por los medios.

Está bien que el Papa ofrezca un Sínodo que lleve a los obispos a pensar sobre la juventud. Nos enfrentamos a una sociedad compleja donde la apariencia lo es todo, y así la pregunta existencial de qué quieres ser de mayor se convierte en dinero y fama: futbolistas, actores, periodistas. Algunos muy pocos desean entrar al servicio de la sociedad, como maestros, médicos, abogados, etc.

Pero lo principal sigue siendo llevar al encuentro con Cristo para que realmente la vivencia de la fe no se convierte en mero activismo, sin las raíces que mantienen firme la dirección emprendida. Hace falta vivir más en comunidad, algunos lo consiguen a través de las tradiciones populares, pero muchos ven en ellas simples comparsas de fiesta. Lo cierto es que no hay que reinventar nada, basta con que la gracia actúe en nosotros para llevar a la conversión personal, al encuentro con Cristo, una vez logrado esto, hay que conseguir que se persevere por medio de la comunidad. Y preparar para la lucha con el mundo. Nos olvidamos que el mismo Papa lo ha dejado claro, vivimos dispersos en una sociedad banal y relativista, hay que centrarse y vivir con la alegría del encuentro con el Señor.

Esperamos grandes cosas de este Sínodo y deberemos comenzar a orar para que llegue a buen puerto.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Pensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s