HazteOir y la libertad de expresión

A estas alturas del comecocos de la ideología dominante en este siglo XXI, ser católico te convierte en ultracatólico, conservador, fascista, homófobo, intolerante y una retahíla más de epítetos todos ellos peyorativos. Defender la doctrina común de la Iglesia puede llevarte entre rejas, colgarte un sambenito, ponerte una multa, ser víctima de mobbing, y otras perrerías que vamos a obviar.

La verdad es que preocupa que la libertad de expresión sea unidireccional, es decir que o comulgas con la ideología y lo que conlleva la modernidad o estás en peligro. Lo curioso es que afecta a lo católico, y no tanto a otras convicciones religiosas que son tratadas con guante blanco. Sin embargo, en todo sitio hay gente bien nacida, de esos que saben distinguir las cosas, sean ateos, agnósticos, musulmanes o de otras confesiones. De manera que cuando el autobús de HAZTEOIR ha proclamado una verdad de Perogrullo:” Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva” Han sido atacados sin piedad. Si está detrás de ellos el Yunque es lo de menos. Lo cierto es que se oponen a su libertad de expresión.

Y el autobús era una respuesta clara a lo que se quiere enseñar desde la tierna edad de tres añitos, a saber que hay niños con vulva o con pene y viceversa. Un supuesto adoctrinamiento a favor de una minoría que se convierte en algo perverso en edades donde todavía no está siquiera configurada la mente en todo su potencial. Donde se puede ser abducido como en una secta. Al parecer lo que sufrimos los creyentes es una especie de persecución que nos hace parecer trasnochados cavernícolas, por defender la libertad educativa de nuestros menores y las creencias religiosas quieren asociarlas con lo ultra.

Pone los pelos como escarpias saber que la señora Hillary Clinton estaba por la labor de prohibir la religión que se oponga a esa ideología totalitaria que ha surgido con ímpetu en este siglo XXI. Y que está recubierta de eufemismos: el aborto es interrupción del embarazo; la eutanasia pasa a ser muerte digna y así sucesivamente vamos releyendo eufemismos de lo que es la realidad.

“No comparto tu opinión pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarte”, proclamaba Voltaire. Y sin embargo, el derecho a defender la educación de los menores, sus propios derechos como seres que están bajo la tutela de sus padres; derechos que algunos obvian con maternidades subrogadas, con adopciones por parejas del mismo sexo, con defensa de la pedofilia sin rubor; con matrimonios concertados que de facto son un tráfico de menores. Insisto los derechos de la infancia hace tiempo que están en peligro y los experimentos sociales llevan el sello del egoísmo.

No entraremos en detallar que toda esta batalla tiene un único objetivo, mantener al ser humano bajo las garras de una ideología que se presenta irónicamente como defensora de los derechos humanos y de las minorías sociales. Sin embargo, evita reconocer que el verdadero derecho está siendo conculcado por el bombardeo mediático y la sutileza perversa introducida en los medios de comunicación.

Hoy el Evangelio nos habla de las tentaciones de Jesús en el desierto. Todos pasamos por el deseo de convertir la cruz en un símbolo inocuo y de vender una religiosidad acogedora y buenista, sin caer en la cuenta de que esa es la peor de las tentaciones. Dios nos quiere felices, pero antes tenemos que aceptar que la vida conlleva tensiones y ser fiel a Dios puede suponer en estos tiempos un verdadero peligro

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s