“Juventud, divino tesoro”

Me cuesta un montón adaptarme al tuteo permanente. Cuando alguien llama y es un completo desconocido, descuelgo con un ¿diga?. Si viene el fontanero le hablo de usted y cuando compruebo que me está tuteando, paso a la camaradería por necesidad, por no sentirme un bicho raro. Sigo hablando de usted a mis vecinos mayores y a los desconocidos de la escalera. Y me he dado cuenta que estoy haciendo la pava.

Mis alumnos me tutean, aunque lleven pantalón corto. No es extraño por tanto que cuando subes al metro te encuentres todos los asientos reservados a embarazadas y ancianos ocupados por jóvenes que no miran nada más que su Smartphone en un tecleo frenético e hiperconectados, tanto que no se levantarán jamás de su asiento. Hay que echarle un poco de morro y ejercer de abuelo recalcitrante y mandarles levantar con un careto sombrío para despertar al joven absorto en sus lides con el wasap.

Un día lluvioso de esos que tienes que dar Educación en Valores, que en mi caso era toda la clase pues no había ningún alumno que ejerciera la optativa de religión. Ese día se declaró con toda su jeta ateo por convicción el líder del grupo. Y a mí me puso en el brete de tener que callar por aquello de no entrar en conflicto con padres y madres que enseñan tan savias distinciones a sus hijos. Sin patatera idea de lo que es Dios qué significa o lo que representa una Eucaristía, aquel chaval de diez años hacia apostasía en un alarde provocador. Y lo hacía preguntado descaradamente si yo creía en Dios. Sálvese quien pueda en un centro público eso es como tener colgado un crucifijo en el cuello, algo que tienes que soslayar con capote y espada toreando una manoletilla.

Escucho conversaciones donde la boca es un escupitajo de zafias palabrotas oídas de los ilustres contertulios de algún programa televisivo. Esa caja educadora que tanto mimetismo lleva tras de sí. Una televisión pública que se preocupa de convertir niños en adultos, exprimir al máximo sus cualidades, hacerles exitosos artistas por un día y devolverles con mucho cariñito a la vida real y anodina de cada día. Con el consiguiente problema adaptativo de los chavales.

Me centro en estas ideas, porque a una edad en la que ya has cumplido con la sociedad cotizando por encima de la media, vuelves la vista atrás y te quedas de piedra. La escuela se ha convertido en un parque temático donde todo son celebraciones, que naturalmente se justifican en las programaciones y los contenidos transversales y toda esa parranda dictaminada por pedagogos que nunca han pisado un patio de escuela.

Los epítetos de estos menores son cada día más malsonantes y saltan en clase como una pelota que rebota de una pared a otra. Y claro paramos la clase y educamos para que otros deseduquen nada más salgan al patio. O cuando vean a sus señorías del Congreso lanzarse puyas con palabras malsonantes.

Lo cierto es que apuesto por la educación y el saber, que si ocupa lugar, ya lo creo. Es el único que te hace ser persona a lo largo de tu vida y que te llevará a tomar las decisiones adecuadas cuando sea preciso
.
Pero hemos estado experimentando con gaseosa en muchos de nuestros avances pedagógicos de la última moda. Parece que seguimos las huellas del Corte Inglés, y vestimos según las modas punteras de los investigadores, que siguen sin pisar las escuelas y dictaminan desde sus cátedras. Confío que el pacto de educación lleve a apostar por un consenso donde no se vuelva a jugar con generaciones enteras que nos aturden cuando escriben por las redes, por la cantidad de faltas de ortografía y la volatilidad del pensamiento abducido por los mass media.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s