El amor fraterno también para Podemos

Si hay algo que desconcertaba abiertamente en tiempos de los primeros cristianos, era el amor fraterno que se profesaban entre ellos y la paz que trasmitían frente a sus enemigos. Sabían que no debían devolver mal por mal, sino bien por mal. El perdón desconcertaba a los romanos. ¿Cómo se podía perdonar a quién te estaba torturando?. En el evangelio de hoy se nos habla de amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a nosotros mismos. (San Marcos 12, 28b-34)

Estamos en tiempos donde explicar que todos somos hijos de Dios y que éste nos ama con locura, resulta difícil, cuando a su vez debemos defender la libertad religiosa de las inquinas laicistas. La persecución forma parte consustancial de la Iglesia, durante años ha sido perseguida. Ahora se aproximan tiempos en los que la confusión reinante entre conceptos hace que estemos más próximos a la diana de quienes mantienen una profunda aversión sobre la religión católica. Quienes están dispuestos con su ideología a crear una religión laica aplicada con tintes totalitarios.

Porque lo curioso es que Podemos pide retirar las procesiones para no herir a los musulmanes, y con ello Dios les perdone, suprime el arraigo de religiosidad popular expandido por toda la piel de toro. No tenemos nada contra los jóvenes de Podemos, pero defenderemos el derecho a nuestra libertad religiosa. Debemos construir una sociedad donde la religión no levante muros, sino puentes de fraternidad. Así lo ha entendido siempre la Iglesia, que dialoga con otras religiones y que convoca actos comunes para la compresión mutua entre diversos credos, que por encima de todo desean el bienestar y la paz.

Podemos se muestra intolerante y sobre todo nos obliga a manifestarnos en su contra, pero no para decir que sus ideas son trasnochadas sino para reprocharles sus incongruencias. En mi ciudad salen en manifestación todos los musulmanes por el día de no sé qué celebración. Lo hacen con sus banderas pancartas y exclamaciones que por supuesto yo no entiendo.

Como ciudadanos españoles quieren construir un partido musulmán que defienda sus convicciones. Y nadie se va a oponer a ellos, salvo que en su programa algo nos sorprenda contra los derechos humanos o contra la Constitución que deben respetar.

Estamos por tanto diciendo a los diversos credos y religiones que la fraternidad es nuestra divisa, que no venimos a armar enfrentamientos contra musulmanes, judíos o protestantes, nuestro verdadero problema se encuentra en quienes no saben respetar la religión católica y la utilizan como ariete para enfrentar a la sociedad.

No caer en sus provocaciones sería también un error, ya que allí donde gobiernan manifiestan su intolerancia con una actitud provocadora y totalitaria. En tiempos de persecución esto lo que va a hacer es que crezca el arraigo de la fe entre los fieles y que aprendamos a defendernos con el beso de la paz. Sin aplicar la ley del Talión. Una de las obras de misericordia es enseñar al que no sabe, pues a ello nos aplicamos señores de Podemos a enseñar que Jesucristo vino a transformar la humanidad desde dentro de nosotros mismos, donde se encuentra todo el mal que sale a flote en la sociedad.

Por cierto no puedo dejar de señalar que mañana día 25 se celebra la defensa de la vida. De cualquier vida: la del no nacido y también la de quienes están próximos a dar el salto a la eternidad. Defendemos algo que debiera estar en los programas de todos aquellos partidos que se autodenominan humanistas. Porque el progreso no es el aborto o la eutanasia, el progreso es respetar la vida como don de Dios. Enfrentarnos con algo que es de sentido común es una de las victorias del totalitarismo ideológico de los últimos tiempos.

Nosotros estamos para respetar la vida y para construir escuelas inclusivas con aquellos que tienen deficiencias psíquicas o físicas, porque el amor es el progreso y la defensa de la dignidad de todo ser nacido es humanismo, lo demás es mezclar churras con merinas. Gracias a ese pensamiento cristiano, hoy los ciegos ven, los sordos oyen, los paralíticos andan y hay lugares donde se rehabilita la dignidad de los más débiles de la sociedad. Tomen nota señorías.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Sociedad. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s