Santiago Apóstol artífice de la unidad

En este día celebramos al patrón de España, diluido por los reinos de taifas de las Comunidades Autónomas. La pérdida de referentes que hable de la unidad ha ido avanzando abrumadoramente, hasta dejar indiferentes a las generaciones que son el relevo de nuestra sociedad. Es un panorama desolador. La fuerza del patrón de España nos convocaba a la unidad frente al peligro. En este día especial seguimos pidiendo al apóstol que ampare la nación y la proteja. Que la paz, ese bien que facilita la convivencia y la concordia, sea el mástil de proa que dirige la nave del país.

Soplan vientos huracanados y los referentes que ponen a todos los españoles dispuestos a defender los valores de la democracia y la decencia, quedan apagados por el ruido mediático de corrupciones y hechos deleznables. Vivimos la Transición convulsionados por las circunstancias pero dispuestos al diálogo entre los diferentes partidos. Había una idea común en el inconsciente colectivo, queríamos defender la democracia.

Pues bien, es posible que la dificultades impuestas por las circunstancias, nos llamen a sentir los referentes básicos de la ciudadanía en defensa de la unidad de España. El bien común por encima de prebendas particulares. Lo que une frente a lo que divide.

El diálogo por encima del enfrentamiento. ¿Es posible en el marasmo político actual, encontrar político de altura que sacrifican lo particular para conseguir lo general. En la Transición, un periodo de lustros hubieron muchos políticos de esa altura moral. No se puede separar el bien público de los actos particulares.

Por encima de mezquindades que buscan medrar a cualquier precio, se impone el sentido común que tiene una mirada global sobre España.

Vamos a pedir al Apóstol que se ha convertido en punto de unión de toda Europa, que esos valores seculares presentes a lo largo de la historia, permanezcan en sus raíces.

Y vamos a confiar en la esperanza contra los pájaros de mal agüero. Todavía nos queda mucho camino por andar, buscando el progreso global y no el interés particular.

Que el Apóstol siga extendiendo su manto protector para todos nosotros.

Anuncios

Acerca de Carmen Bellver

Colabora en los medios de comunicación aportando su visión desde el humanismo cristiano
Esta entrada fue publicada en Pensamientos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s