“Juventud, divino tesoro”

Me cuesta un montón adaptarme al tuteo permanente. Cuando alguien llama y es un completo desconocido, descuelgo con un ¿diga?. Si viene el fontanero le hablo de usted y cuando compruebo que me está tuteando, paso a la camaradería por necesidad, por no sentirme un bicho raro. Sigo hablando de usted a mis vecinos mayores y a los desconocidos de la escalera. Y me he dado cuenta que estoy haciendo la pava.

Mis alumnos me tutean, aunque lleven pantalón corto. No es extraño por tanto que cuando subes al metro te encuentres todos los asientos reservados a embarazadas y ancianos ocupados por jóvenes que no miran nada más que su Smartphone en un tecleo frenético e hiperconectados, tanto que no se levantarán jamás de su asiento. Hay que echarle un poco de morro y ejercer de abuelo recalcitrante y mandarles levantar con un careto sombrío para despertar al joven absorto en sus lides con el wasap.

Un día lluvioso de esos que tienes que dar Educación en Valores, que en mi caso era toda la clase pues no había ningún alumno que ejerciera la optativa de religión. Ese día se declaró con toda su jeta ateo por convicción el líder del grupo. Y a mí me puso en el brete de tener que callar por aquello de no entrar en conflicto con padres y madres que enseñan tan savias distinciones a sus hijos. Sin patatera idea de lo que es Dios qué significa o lo que representa una Eucaristía, aquel chaval de diez años hacia apostasía en un alarde provocador. Y lo hacía preguntado descaradamente si yo creía en Dios. Sálvese quien pueda en un centro público eso es como tener colgado un crucifijo en el cuello, algo que tienes que soslayar con capote y espada toreando una manoletilla.

Escucho conversaciones donde la boca es un escupitajo de zafias palabrotas oídas de los ilustres contertulios de algún programa televisivo. Esa caja educadora que tanto mimetismo lleva tras de sí. Una televisión pública que se preocupa de convertir niños en adultos, exprimir al máximo sus cualidades, hacerles exitosos artistas por un día y devolverles con mucho cariñito a la vida real y anodina de cada día. Con el consiguiente problema adaptativo de los chavales.

Me centro en estas ideas, porque a una edad en la que ya has cumplido con la sociedad cotizando por encima de la media, vuelves la vista atrás y te quedas de piedra. La escuela se ha convertido en un parque temático donde todo son celebraciones, que naturalmente se justifican en las programaciones y los contenidos transversales y toda esa parranda dictaminada por pedagogos que nunca han pisado un patio de escuela.

Los epítetos de estos menores son cada día más malsonantes y saltan en clase como una pelota que rebota de una pared a otra. Y claro paramos la clase y educamos para que otros deseduquen nada más salgan al patio. O cuando vean a sus señorías del Congreso lanzarse puyas con palabras malsonantes.

Lo cierto es que apuesto por la educación y el saber, que si ocupa lugar, ya lo creo. Es el único que te hace ser persona a lo largo de tu vida y que te llevará a tomar las decisiones adecuadas cuando sea preciso
.
Pero hemos estado experimentando con gaseosa en muchos de nuestros avances pedagógicos de la última moda. Parece que seguimos las huellas del Corte Inglés, y vestimos según las modas punteras de los investigadores, que siguen sin pisar las escuelas y dictaminan desde sus cátedras. Confío que el pacto de educación lleve a apostar por un consenso donde no se vuelva a jugar con generaciones enteras que nos aturden cuando escriben por las redes, por la cantidad de faltas de ortografía y la volatilidad del pensamiento abducido por los mass media.

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Cristianofobia el nuevo sarpullido primaveral

Ya estamos en primavera, florece el vergel del Turia. mi flor de Pascua está dando por vez primera hojas rojas. Y ante el prodigio de la naturaleza, llegan los acosos laicistas como un sarpullido de la estación entrante. Es casi un rito de los idus de marzo, ahora se reclama la titularidad de los inmuebles de la Iglesia en Zaragoza, también se propuso suprimir la misa en TV2. Además tuvimos unas cuantas pintadas en la Basílica de la Virgen de los Desamparados que demostraban una peculiar “cristianofobia”. Y de eso vengo a hablar.

Existe un indiscutible cambio de época con generaciones enteras de escasa cultura religiosa, suelen desconocer los principales méritos del cristianismo: a saber que expandió la cultura en monasterios y universidades, que se preocupó de la enseñanza y la salud de los más desfavorecidos, aquellos que no pertenecían a la aristocracia ni a la burguesía. Pobres de solemnidad a quienes incluso se les proveía de alimento diario.

Desconocen que parte de los derechos ciudadanos, están en el Evangelio como deberes programáticos. Es decir que somos conscientes de que el amor fraterno es la máxima universal para la concordia de pueblos y familias. Es evidente que cuando existe una leyenda negra esta se expande por las redes con soflamas que debieran ser delito contra la libertad religiosa y de culto. Pero estamos en tiempos del totalitarismo del pensamiento débil, de la industria manipulada para fomentar la promiscuidad y la ideología de género. Estamos en tiempos donde la libertad y el libertinaje no tienen fronteras delimitadas en esas mentes de jóvenes adolescentes capaces de cualquier proeza para sentirse adultos.

Pronto se hablará de la declaración de la renta y la cruz a favor de la Iglesia, un referéndum libre que manifiesta la voluntad popular, de pagar a favor de las obras religiosas que se expanden por el territorio español. Se continuará confundiendo al pueblo entre laicidad y laicismo.

Y nuestros queridos monseñores de la Conferencia Episcopal tendrán que volver a negociar con los partidos más radicales, dispuestos a pactos que vulneran libertades expresadas en los artículos de la Constitución de 1978. Mucho se ha escrito sobre la nueva formación de la CEE, el tándem: Blázquez- Cañizares, fue excelente en las negociaciones durante el gobierno de Zapatero, el más radical de todos los gobiernos socialistas, el ideólogo del socialismo de salón y de leyes sociales que afectaban a la ingeniería social.

En esta legislatura, volveremos a ver enfrentamientos por los mismos puntos que se llevan discutiendo durante toda la transición. Y no cabe duda que el PP en su trinchera apuesta por admitir toda la ingeniería social, para no caer bajo el peso de ser los defensores de la democracia cristiana. Se han lavado tanto la cara, que no les queda principio que defender, salvo los económicos que afectan a sus bolsillos y a los del resto del pueblo.

Los casos de corrupción son un escándalo social de dimensiones sin parangón, se constriñen los derechos de los más débiles y se legisla sin ecuanimidad. Hoy más que nunca el poder legislativo, ejecutivo, y judicial debería estar definido por su independencia y profesionalidad. En caso contrario, las injusticias seguirán siendo portadas de todos los medios de comunicación. Y el recurso fácil del enfrentamiento entre hermanos se favorecerá como medio de dispersar las verdaderas razones de tanto dislate.

Pongámonos en las manos de San José, en su día litúrgico, para que dispongamos de su misma discreción y sabiduría con objeto de cumplir la voluntad de Dios.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario

Fallas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Cuando llegan las Fallas estamos a un paso de la primavera, algo que se hace notar en el atuendo típico de los trajes huertanos, el colorido nos recuerda los campos floridos y la alegría de la música nos lleva a vivir la fiesta en la calle. Quien no conoce Valencia o sus alrededores en estas fechas, no puede imaginar la cantidad de gente que se aglomera por todos los rincones de la ciudad.

Quienes de verdad viven estas fiestas son los falleros y falleras, con una pasión enamorada de su falla, de su casal, de su comisión que trabaja con denuedo todo el año organizando actos y rifas para conseguir el importe suficiente que elevará los ninots en una hoguera consumiendo toda la crítica puesta en el asador durante estas fechas.

Hay dos puntales fundamentales que nadie puede obviar: la devoción a San José, artesano, puesto en un lugar discreto en la vida de Jesús, pero presente en su formación como persona. Y la pasión por la Mare de Déu del Desamparats, que aglutinará durante dos tardes seguidas el desfile por todo el centro de Valencia hasta la imagen de la virgen que se reviste de flores.

Los vestidores de la virgen llevan 30 años como voluntarios en este oficio de construir el manto de la Mare de Déu. Y los falleros y falleras llevan su voluntariado durante todo el año con un plus de dedicación en estos dos días finales antes de San José.

El olor a la pólvora y a los buñuelos y el chocolate, se mezclan con las típicas tapas de los bares abiertos en grandes terrazas por toda Valencia. Es una explosión de color, ritmo, poesía gustativa y algunos inconvenientes, que no voy a nombrar. Porque lo que me gusta destacar es ese esfuerzo continuo de dedicación que cada fallero suda cada día, para que la fiesta siga en vigor. Unas Fallas convertidas este año en Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Unas fallas que cuando caen envueltas en glebas de fuego, están ya diseñando el futuro entramado de las del año siguiente.

Es sabido que la religiosidad se vive de manera particular en estos falleros y falleras que acuden a todos los actos con pleno convencimiento. Y tal vez sea éste el único del año que les lleva a venerar un sentimiento espiritual apagado que se enciende con fervor en estas fechas.

No nos importa que las autoridades dejen vacío el banquillo en la misa de San José, están dispuestos a seguir con la fiesta, aunque su laicismo trasnochado se ejerza con libertad.

Sin embargo, cuando el sonido de las campanas quiso ser silenciado por el Consistorio, la mayor parte de falleros y falleras se sintieron agraviados en lo más hondo de su fibra. Porque para ellos el volteo de las campanas suena a fiesta, suena a fallas. Y el ruido es un componente básico en nuestra tierra. Que con los castillos y mascletás ha hecho obras musicales impresionantes, obras visuales inimaginables.

Vivamos las fallas con los inconvenientes de calles cortadas y ruidos a todas horas, son tres días de poco dormir y mucho disfrutar.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El sueño de la felicidad

Siempre se ha dicho que no es más feliz el que más tiene, sino aquel que sabe valorar lo que posee. Por otra parte en una vida llena de tensiones de toda índole, la felicidad es un estado de paz interior al que en muchas ocasiones le asaltan las preocupaciones y los problemas que, sin embargo, no consiguen perturbar más de lo razonable.

Ser feliz por tanto, es una opción y la religión tiene un componente catártico en este sentido. Porque nos envuelve la esperanza, porque nos acerca a los demás, y porque es una larga travesía para aprender a amar sin egoísmos.

Y la vida es también un largo aprendizaje del que vamos sacando experiencias que nos enfrentan a nuestras zonas oscuras. Llegan las crisis y con ellas la posibilidad de superarlas. El camino es sinuoso, porque no somos clones, cada uno lleva su historia en la mochila personal y carga con ella toda su vida.

A medida que pasan los años, vemos el pasado como un largo túnel por el que hemos ido circulando y eligiendo situaciones, decidiendo ante conflictos, superando dificultades. No obstante, la oración y los sacramentos son grandes catalizadores de bienestar interior. No en vano se nos envía a ir en paz, nos deseamos la paz y oramos por todos para que existan los dos tipos de paz, la de ausencia de guerras, y la de aceptación de problemas sin ser vapuleados por ellos.

Cuando llega la enfermedad, es el mejor momento para ofrecer la propia debilidad por los demás, para su bienestar. Si algo tiene el sufrimiento físico o psíquico, es que nos acerca al crucificado. Nos hace sentir en sintonía con la oración de Getsemaní, con el pavor ante el sufrimiento.

Pero no está en nuestras manos, nada más que un abandono pasivo a la voluntad de Dios. Si hemos de pasar por el mal trago del dolor, que al menos este sea ofrecido. Y si hemos de sentirnos inútiles en nuestra enfermedad, que también sea esta la ocasión para donarse.

Estar despiertos y vigilantes sobre nuestros propios sentimientos y deseos es hoy más difícil que nunca, con las nuevas tecnologías que absorben el tiempo que otras ocasiones dedicábamos a una puesta de sol, a un paisaje en el horizonte, a la contemplación de las mismas personas yendo o viniendo.

Por eso guardar tiempo para entrar en nuestro interior es ya una necesidad imperiosa. Y eso no significa rechazar las tecnologías, que nos permiten llevar el evangelio u otras lecturas a mano, de manera que entramos en una dinámica donde lo que importa es conectar con el interior, bien sea por meditación o por oración mental o vocal.

¿Y esto puede dar felicidad?. En la medida que nos vaciamos un poco de nosotros mismos, vamos encontrando el equilibrio interior. Pero siempre tenemos la presencia de Alguien que va junto a nosotros. Esto es muy importante, porque rompe con el zen o con cualquier otro método de meditación.

En esta Cuaresma apostamos por dar un poco más de nuestro tiempo al Señor, de guardar momentos puntuales para el encuentro. Y desde luego hay etapas donde la sequedad predomina pero entonces la oración vocal de una frase como un mantra puede ser nuestra compañía a lo largo de todo el día.

Publicado en Pensamientos, Sin categoría | Deja un comentario

Quieren suprimir la Misa en la TV2

La propuesta de un grupo parlamentario para retirar la misa de la Televisión pública, ha sido un golpe más hacia la religión católica de quienes confunden lo público con el laicismo más casposo.

Que parte del dinero de todos se haga cargo de una emisión religiosa, cuando estamos en un país que respeta la libertad de creencias, debería llevarnos a valorar que los enfermos y gentes que no pueden salir de casa tengan esa conexión de la Misa los domingos. Por otra parte se emite en la segunda cadena, cuyos programas son siempre especializados y abiertos a todos.

Si nos dejaran opinar libremente cuántos son aquellos que quieren suprimir la misa de la TV2, la mayoría se mostraría conforme con esa emisión. No ofende a nadie porque es un acto religioso. Yo he visto emisiones de programas con dinero público que si ofendían las creencias de parte de los españoles. Sin embargo, no se ha cuestionado su programación.

La televisión pública debe ser plural y abierta a todos. Por eso hay más motivos para defender la emisión de la Misa los domingos. Algunos pretenden medir las cuotas de conexión y juzgar por ellas lo que se programa. Ese error lo tienen todas las televisiones privadas y ha llevado a límites de bazofia las programaciones. Salvando honrosas excepciones, que siempre las hay. Los programas minoritarios, forman parte del acervo cultural de este país, sea la música clásica o la Misa.

Yo soy una defensora de esos programas punteros y minoritarios. Y he tenido familiares impedidos durante largos años que presenciaban la misa en TV2. Debería existir mayor sentido de sensibilidad. Y corto aquí, porque voy a conectar el ordenador a TV2. Hoy necesito asistir a esa misa para que algunos sepan por la cuota de audiencia que los católicos manifestamos nuestro sentir en carne viva.

Os invito a conectaros a todos a las 10’30, quien no lo pueda hacer, le propongo que la conexión la haga con posterioridad, porque en el canal de RTVE se pueden visualizar programas a la carta.

Os animo a colaborar en esta causa y hacer que sea conocida por todos los ciudadanos. Ellos también saben opinar y estoy por asegurar que no iban a suprimir esa emisión.

Publicado en Sociedad | Deja un comentario

Luego vinieron a por mí. Y ya no quedaba nadie para defenderme

Quiero alejarme de la política y las ideologías en este retiro cuaresmal, pero cuanto más trato de obviar lo que se realiza en esta piel de toro, encuentro que el silencio de los católicos nos hace cómplices del dominio ideológico predominante. Ya sé que no son fáciles las soluciones, que el diálogo conlleva mucha paciencia y realizar gestiones a largo plazo. Pero mientras, el sentido común nos dice que pocos, muy pocos salen a la palestra para defender nuestras raíces cristianas. Nos queda la oración y el silencio y salir a la calle sabiendo que vamos a ser sacrificados por nuestras ideas.

Oigo con pavor que todo es misericordia y acogida, que todo es amor y comprensión, que todo es aceptar al diferente con respeto. Y que no debemos crear conflictos, sino aceptar pasivamente las leyes que van a cortocircuitar la libertad de enseñanza y la libertad religiosa.

Me temo que hay pastores timoratos, que olvidan defender lo más elemental, que es evitar el escándalo de la pasividad imperante en la Curia sobre este y otros temas. Algunos viven atrincherados en sus palacios de cristal. Por eso oímos en demasía declaraciones que confunden a la grey.

Son pastores de rebaños que quieren confraternizar con el mundo. Olvidan que eso es imposible, que el mundo está contrapuesto a la Verdad del Evangelio. Cierto que debemos tener misericordia con el pecador, pero también hay que hablar contra los errores fatídicos que nos llevan a todos al sumidero. Y denunciar el pecado.

No queremos abrir trincheras, queremos una transición como la del pasado siglo, donde la Iglesia colabore en el cambio social. Señores, despierten, eso no es posible. La Iglesia está en la frontera de todas las necesidades, pero si no levanta la voz contra el pecado, está haciendo caso omiso a su deber. Esa es la principal obra de misericordia, la denuncia clara y abierta del fiasco de nuestra sociedad corrompida hasta la médula.

Y la denuncia clara de que estamos en una guerra de facto, donde hay que situarse o caer en el lado equivocado. No sería la primera vez que los obispos desde sus púlpitos equivocan el sentido de su misión. Pero cuanto reprochar a HAZTE OIR, pidiendo evitar la confrontación y las manifestaciones pro vida o pro derecho a la libertad de expresión, nos dejan en las manos del lobo.

Así con ese diálogo de componendas han ido dejando que la religión en la escuela vaya a desaparecer en breve, aunque esté defendida en la Constitución. Lo crean o no los Acuerdos Iglesia Estado del 79 están a un paso de irse al garete. Falta sólo un paso y al parecer están muy cerca de darlo. Porque aunque los monseñores no lo crean el PP no es un partido democristiano, sino el partido en el poder dispuesto a cualquier acuerdo, por la sencilla razón de que ya han roto todos los principios que les sustentaban.

Los partidos de izquierda están a favor de los necesitados, en una especie de osmosis mental que diluye todo en el relativismo moral y a partir de ahí la inquina hacia la Iglesia queda puesta de manifiesto desde la misma tribuna del parlamento.

De manera que vamos directos a la disolución de los conciertos y a la imposición de la ideología de género. No ver esto, es como no comprender que el aborto pasó a despenalizarse en tres supuestos y hoy es un derecho, sin el más mínimo respeto por los derechos del ser más débil, el no nacido.

Seguimos la senda de cambiar la sociedad con el convencimiento que debemos cambiarnos a nosotros mismos antes, sin embargo no olvidemos que la Palabra ilumina la historia. Si a mí me han perseguido, también a vosotros os perseguirán. Juan 15:20.Habría que tenerlo claro como en el poema:

Primero fueron a por los comunistas
pero como yo no era comunista, no hice caso.
Luego fueron a por los judíos,
pero como yo no era judío, no hice caso.
Después fueron a por los sindicalistas,
pero como yo no era sindicalista, no hice caso.
Luego vinieron a por mí.
Y ya no quedaba nadie para defenderme.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Del feminismo al personalismo

Vamos a celebrar el día de la mujer. La revolución femenina pedía el derecho al voto en los albores del siglo XIX, pero mucho antes hubieron pioneras exigiendo un lugar en la sociedad que no les relegase a ser mero florero decorativo. Es un hecho que el camino de estas pioneras consiguió que hoy tengamos iguales derechos que los hombres. No hace tanto en este país una mujer no podía comprar un inmueble sin el consentimiento de su marido. Y puestos a sacar anécdotas tenemos casos patéticos que siguen existiendo en la actualidad.

Por suerte o por desgracia nacer en un determinado país condiciona el futuro de la mujer. Hoy sin embargo, seguimos pidiendo que algunos países adopten medidas de protección hacia niñas vendidas en matrimonios concertados; abolir costumbres ancestrales como la ablación del clítoris. Pedimos la igualdad de derechos y deberes, sin menoscabo de que seamos de diferente género, lo que conlleva a enriquecer a la sociedad.

No obstante no podemos consentir que el lugar de la mujer como dadora de vida, se convierta en una esclavitud con vientres subrogados para satisfacer caprichos y utilizar la vida al antojo de los poderosos, aquellos que son capaces de mantener una mujer nueve meses y de pagar por sus servicio, están manipulando la vida.

Llegamos a un punto en que los derechos de la mujer están retrocediendo a situaciones de esclavitud, dejar el propio cuerpo en manos de otros por dinero es lo más triste que puede suceder a una persona. Y hoy los refugiados venden sus órganos a las mafias organizadas para traspasar fronteras, para mantener a sus hijos.

También los niños desaparecen de la tutela de sus padres con leyes absurdas que separan a las familias como hicieron los nazis durante el Holocausto. Y las mujeres feministas siguen defendiendo no el derecho a la igualdad, sino una especie de empoderamiento social que las lleva a situaciones de lo más peregrinas, desde reivindicar como derecho la muerte de sus hijos en el vientre materno, incluso provocando a quienes defiende el derecho del ser más débil.

Hoy deberíamos de borrar el término feminista y sustituirlo por el personalismo. No puede ser que las leyes vayan en detrimento de un género determinado. El personalismo defiende al ser humano con independencia de su género. Sin hacer ideologías baratas sobre el acceso al poder por parte de la mujer. Se trata sencillamente de conciliar la vida familiar con la profesional y eso si que es una mejora que no parece ir en la agenda de ningún partido.

Solemos indignarnos de la violencia de género, pero nos falta una educación en ese personalismo que hace del hombre y la mujer seres libres y razonables, sin arrebatos de dominio sobre el otro género. Estamos viviendo una verdadera crisis de la familia, donde los papeles que antes estaban delimitados por las convenciones sociales, se han roto obligando a reconsiderar el hogar como el santuario donde se crece en armonía y no en enfrentamientos pueriles.

Yo me uno a celebrar que la mujer ya no sea un mero objeto decorativo, aunque los medios en muchos casos nos presentan de tal guisa. Me interesa que haya oportunidades por igual para el acceso a los puestos de trabajo. Y ciertamente nadie puede negar que la mujer ha hecho un esfuerzo sobrehumano por formar parte de la sociedad y ejercer sus derechos sociales.

Pero no olvidemos que seguimos siendo el botín de guerra preferido por los hombres, empeñados en mantener una sumisión dominante y hacer uso de la violación como arma de guerra. Si continuamos con este mundo multicultural donde se enfrentan tantas maneras de entender la sociedad como razas y religiones existen, será conveniente que en los centros educativos se enseñe la defensa personal como una asignatura más. Y lo digo porque el número de violaciones se ha incrementado, aunque los medios no se hagan eco por prudencia o por intereses determinados.

También me cuesta admitir que para aceptar al otro, al diferente, tenga que ver una mujer con hijab hacer educación física en los centros escolares, acceder a la Universidad y seguramente, conseguir que se determine por ley el uso en los centros de trabajo. Pero ya dejo aquí el tema que daría para otro post sobre los derechos y libertades de la mujer musulmana en nuestra sociedad occidental.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario

HazteOir y la libertad de expresión

A estas alturas del comecocos de la ideología dominante en este siglo XXI, ser católico te convierte en ultracatólico, conservador, fascista, homófobo, intolerante y una retahíla más de epítetos todos ellos peyorativos. Defender la doctrina común de la Iglesia puede llevarte entre rejas, colgarte un sambenito, ponerte una multa, ser víctima de mobbing, y otras perrerías que vamos a obviar.

La verdad es que preocupa que la libertad de expresión sea unidireccional, es decir que o comulgas con la ideología y lo que conlleva la modernidad o estás en peligro. Lo curioso es que afecta a lo católico, y no tanto a otras convicciones religiosas que son tratadas con guante blanco. Sin embargo, en todo sitio hay gente bien nacida, de esos que saben distinguir las cosas, sean ateos, agnósticos, musulmanes o de otras confesiones. De manera que cuando el autobús de HAZTEOIR ha proclamado una verdad de Perogrullo:” Los niños tienen pene y las niñas tienen vulva” Han sido atacados sin piedad. Si está detrás de ellos el Yunque es lo de menos. Lo cierto es que se oponen a su libertad de expresión.

Y el autobús era una respuesta clara a lo que se quiere enseñar desde la tierna edad de tres añitos, a saber que hay niños con vulva o con pene y viceversa. Un supuesto adoctrinamiento a favor de una minoría que se convierte en algo perverso en edades donde todavía no está siquiera configurada la mente en todo su potencial. Donde se puede ser abducido como en una secta. Al parecer lo que sufrimos los creyentes es una especie de persecución que nos hace parecer trasnochados cavernícolas, por defender la libertad educativa de nuestros menores y las creencias religiosas quieren asociarlas con lo ultra.

Pone los pelos como escarpias saber que la señora Hillary Clinton estaba por la labor de prohibir la religión que se oponga a esa ideología totalitaria que ha surgido con ímpetu en este siglo XXI. Y que está recubierta de eufemismos: el aborto es interrupción del embarazo; la eutanasia pasa a ser muerte digna y así sucesivamente vamos releyendo eufemismos de lo que es la realidad.

“No comparto tu opinión pero defenderé hasta la muerte tu derecho a expresarte”, proclamaba Voltaire. Y sin embargo, el derecho a defender la educación de los menores, sus propios derechos como seres que están bajo la tutela de sus padres; derechos que algunos obvian con maternidades subrogadas, con adopciones por parejas del mismo sexo, con defensa de la pedofilia sin rubor; con matrimonios concertados que de facto son un tráfico de menores. Insisto los derechos de la infancia hace tiempo que están en peligro y los experimentos sociales llevan el sello del egoísmo.

No entraremos en detallar que toda esta batalla tiene un único objetivo, mantener al ser humano bajo las garras de una ideología que se presenta irónicamente como defensora de los derechos humanos y de las minorías sociales. Sin embargo, evita reconocer que el verdadero derecho está siendo conculcado por el bombardeo mediático y la sutileza perversa introducida en los medios de comunicación.

Hoy el Evangelio nos habla de las tentaciones de Jesús en el desierto. Todos pasamos por el deseo de convertir la cruz en un símbolo inocuo y de vender una religiosidad acogedora y buenista, sin caer en la cuenta de que esa es la peor de las tentaciones. Dios nos quiere felices, pero antes tenemos que aceptar que la vida conlleva tensiones y ser fiel a Dios puede suponer en estos tiempos un verdadero peligro

Publicado en Actualidad | Deja un comentario

Una historial viral: Pablo Ráez

Hoy parece fácil hacer viral un video; una llamada de atención sobre cualquier tema, un acto de solidaridad. Pero no lo es tanto como parece, sin embargo eso es lo que consiguió Pablo Ráez, no detenerse ante la adversidad, le plantó cara al cáncer y solicitó donantes de médula. Este chico consiguió con su historia más que muchos spots publicitarios. Y lo hizo porque llegó al corazón de la gente, con su sonrisa franca, con su porte deportista y toreando a la muerte.

Pero Pablo era un católico convencido en que la muerte no es el final. Lástima que eso no se haya hecho tan viral. Le han llorado, como es lógico, han sentido rabia porque también es normal ante la pérdida de alguien joven y lleno de vida. Sin embargo, la preciosa historia de su conversión personal a los catorce años. De su Bautismo y Comunión a una edad en la que se suele abandonar la cuestión religiosa por la fiesta y la despreocupación, no aparece tanto en los medios. Por eso escribo este post porque ese chaval era un creyente convencido y estaba comprometido en su parroquia como monaguillo. Porque su actitud tiene mucho que ver con sus creencias.

Cuando recibió la cornada de la leucemia, sintió miedo como cualquiera, pero decidió enfrentar la suerte de varas con gallardía. Lástima que el tratamiento no diera resultado, porque para él la enfermedad fue un proceso de madurez personal, de ir reconociendo que la vida vale más cuando se da por una buena causa. Que su historia no era lo importante, sino conseguir subvenciones y ayudas para el estudio de la enfermedad.

Pablo es un icono que nos deja a todos impactados. Porque se va con la sonrisa en la boca, con la convicción de que no ha perdido el tiempo. Su fuerza se escondía en la fe. En esos amigos, como su sacerdote, que lloraba con él en los momentos bajos. En su novia, siempre a su lado. En sus familiares.

Sus palabras desde las garras de la parca fueron un canto a la vida, una reflexión para todos: “Tenemos que ser más felices y ver realmente lo que estamos haciendo por y para el mundo, tenemos que empezar a darnos cuenta de la importancia que tienen realmente las cosas y valorar las verdaderamente importante. Demos más amor, primero a uno mismo y después al mundo. Hasta que no te quieres a ti mismo no puedes querer a los demás. Demos más sonrisas, demos más abrazos, demos más paz, demos la mejor versión de nosotros mismos. Demos gracias a la vida por darnos el gran lujo de poder despertarnos cada mañana, seamos más agradecidos”.

En este tiempo de Cuaresma, recordar a Pablo Ráez es sentir que a veces Dios se sirve de personas normales y las hace especiales, detonantes de la solidaridad y el compromiso de otros en la causa contra el cáncer..Y este joven se preparó para partir del mundo cuando parecía que lo tenía en sus manos. Sin embargo, se curtió como un hombre hecho y derecho en la adversidad.

Me alegra que los medios me hayan dado a conocer su historia, para él la muerte no era el final sino que en ella empezaba la Pascua, la mejor parte, ese confiar en un mundo donde ya no hay dolor, ni enfermedad, ni sufrimientos, ni lágrimas. Ese saber que seguiría en nuestros corazones cada vez que invoquemos en la iglesia por los difuntos.
Pablo Ráez sigue vivo en todos nosotros, quienes creemos lo que él creyó. Quienes soñamos lo que él soñó. Desde aquí mis condolencias a todos sus conocidos. Descanse en paz y brille para él la luz perpetua.

Publicado en Pensamientos | Deja un comentario

Cuaresma oportunidad de cambio

Mañana entraremos en Cuaresma, tiempo penitencial, aunque suene demodé, aunque ya no se lleve enfrentarse a uno mismo y reconocer las propias debilidades. Pero es la mejor oportunidad para hacer un camino de oración, de privación de todo aquello que habitualmente nos tiene enganchados. Y eso no es necesariamente Internet. Aunque también. En algunos casos conviene morderse la lengua, ser más amables; intentar en todo momento forzar un poco la voluntad y, aplicar la caridad no con la medida de la limosna, que también, sino con aquella que nos hace dar un poco de lo que habitualmente no damos. Porque andamos agobiados, porque vamos de sobrados o porque no sabemos ya ni siquiera estar en silencio y guardar quince minutos de soledad habitada por Dios.

Y si alguien me pregunta qué sentido tiene. Les recuerdo que forma parte del Evangelio en el que el mismo Jesús se retiró cuarenta días al desierto, donde fue venciendo las tentaciones más comunes: la del poder, la de la búsqueda del éxito y la gloria, y las del propio cuerpo necesitado de alimento. Esa misma senda nos la aplicamos los creyentes con mucho menos rigor. Sólo ayunamos miércoles y viernes santo y nos abstenemos de carne todos los viernes.

Alguno dirá que nos podemos abstener de otras cosas, pues bien para eso está la cuaresma para que apliquemos esa abstinencia de lo que son a veces meros caprichos, pero no por ganas de fastidiar, de lastimarte por la privación. Sino con ánimo de desprendimiento, de deshacerte de aquello que te separa de los demás o de Dios. Nos preparamos a vivir La Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Es más que suficiente para acometer un tiempo que nos haga conscientes de ello.

Cada uno debe pensar qué programa va a aplicar durante estos cuarenta días. Se trata de un tiempo de preparación que se remonta a los primeros siglos del cristianismo, cuando al revivir la celebración de la Pascua del Señor, se consideró que era necesaria una preparación adecuada a ese gran acontecimiento, por medio de la oración y el ayuno, siguiendo el modelo de Jesús.

El cristiano se fortalece interiormente con esa práctica penitencial. No tiene porqué haber tristeza ni fastidio por las privaciones que ofrecemos voluntariamente. Es un momento de interioridad y reflexión personal y una ocasión de practicar las obras de misericordia concienzudamente.

Ponemos en la balanza en este mundo agitado y disperso, unos momentos de silencio interior, buscados al amanecer o al anochecer, cuando nos permitimos instantes de tranquilidad. Es el momento de asistir con más frecuencia a la Eucaristía, no sólo los domingos. Es la ocasión de practicar la solidaridad que es caridad activa.

Lo intentaré desde mi propia fragilidad. Como todos los creyentes, confiando en la ayuda del Señor para hacer de estos cuarenta días un período de reconversión interior. Con la alegría de los atletas que preparan sus carreras concienzudamente, convencidos de que es necesario el esfuerzo diario para poder alcanzar la meta. Buena Cuaresma.

Ayúdame, Señor
A descubrir un DESIERTO en la
cuaresma,
donde retirarme y poder encontrarte.

A PERDONAR, y así, de la misma forma,
sentir que Tú olvidas mis errores.
A volver y ENCONTRARME contigo,
y comprender lo mucho que me amas.

A buscar la LUZ que me permita
contemplar
las maravillas de tu poder y de tu
bondad.

A recuperar la SALUD frente a mi
enfermedad,
física, espiritual o corporal.

A beber del AGUA de la samaritana,
y abrirme de verdad a tu presencia.
A caminar hacia la LIBERTAD que me
ofreces,
cayendo en la cuenta de la esclavitud que
me atenaza.

A no escapar de la CRUZ cuando llegue,
y saber que, Tú, me ayudas a llevarla.
A subir a tu monte y
TRANSFIGURARME,
sintiendo que soy hijo del Padre.

A dejar a un lado la ESCORIA de mi
vida,
y llegar a la Pascua con espíritu
renovado.
Amén
P. Javier Leoz

Publicado en Religión | Deja un comentario