El fiasco de Anmistia ínternacional defiende el aborto y la prostitución

Esta organización creada por el abogado británico Peter Benenson, comenzó a luchar por los ´Derechos Humanos Universales y de esta manera se interesó por los presos de conciencia de todo el mundo. Consiguió algo inaudito, implicar a la sociedad civil para que escribieran directamente a los gobiernos donde estaban encarcelados los presos de conciencia y les solicitasen la libertad. La repercusión de sus campañas fue importantísima porque hombres y mujeres abandonados a su suerte tenían detrás una organización que les apoyaba moralmente.

La presión mediática consiguió en muchos de esos casos la ansiada libertad. Pero más allá de ello el prestigio de esta organización, su eficacia y honestidad, hizo que consiguiera el Premino Nobel de la paz en 1977. En España la organización comenzó a funcionar a comienzos de la transición en 1978. Los crímenes y las torturas se publicaban en boletines que llegaban a casa de sus afiliados. Desde allí cada uno elegía su preso de conciencia y escribía a las autoridades pidiendo su juicio, su libertad en nombre de los Derechos Humanos.

La organización de profundas raíces cristianas, sirve hoy lamentablemente a intereses del Nuevo Orden Mundial. Defiende el aborto y ahora también, al parecer el derecho a la prostitución. Copio íntegramente el artículo que amplia esta información de PortaLuz

Hace ya tiempo que Amnesty International había traicionado los valores pro vida y pro familia que le impregnara su fundador, el converso católico Peter Benenson. En junio de 2007, fue el cardenal Renato Rafaelle Martino, presidente del Consejo Pontificio para la Justicia y la Paz, quien lo hizo público en una declaración oficial:“Es supremamente grave que Amnistía Internacional ceda a las presiones de los lobbies. Apoyar la despenalización del aborto representa una traición a las finalidades institucionales de la misma organización. La supresión voluntaria de toda vida humana es siempre un delito y mina las bases del bien común de la familia humana” (Vaticano. Oficina de prensa 13.06.2007).

Unida a otros defensores de la ideología de género, presentes en organismos internacionales, Amnistía Internacional empuja hoy en todo el orbe la agenda pro aborto, el matrimonio igualitario, derechos de adopción para parejas del mismo sexo, derechos de paternidad por vientre de alquiler… y ahora, vincula prostitución con derechos humanos. “Mi cuerpo, mis derechos” es el explícito concepto que defiende la organización (pulse y sorpréndase).

La denuncia

La próxima semana sesionará el Consejo Internacional de Amnistía Internacional. Allí -según denuncia en su edición de este 30 de junio revista Tempi de Italia- la famosa Ong pedirá a sus miembros aprobar una propuesta revolucionaria: reconocer la prostitución como un derecho humano.

En los congresos alentados por Papa Francisco, para hacer visible el drama de la trata de personas y la prostitución, no sólo académicos e investigadores, sino sus propios protagonistas -niñas y niños muchos de ellos-, han puesto de relieve el carácter degradante e inhumano de esta práctica. Es casi imposible, señala la experiencia acumulada en esos foros internacionales, establecer un límite entre la libre decisión de ejercer la prostitución y aquellos (la mayoría) que son sometidos a la práctica desde la trata que alienta este comercio que viola los derechos humanos.

¿Trabajo?, ¿sexual?

Pero la propuesta de Amnistía Internacional, señalan desde Tempi, no considera esa verdad de quienes son condenados a ser esclavos sexuales.Incluso los dirigentes de AI pedirán, se afirma, que el término “prostitución” sea reemplazado por uno más suave: “trabajo sexual”. Así la propuesta de Amnistía Internacional sería que… prohibir o incluso criminalizar el “trabajo sexual” “viola los derechos humanos de quienes venden servicios sexuales” y en consecuencia aumenta “la opresión, la discriminación, la marginación y la violencia” contra ellos.

“No a la explotación”

“Obviamente esta riquísima ONG dice oponerse al «trabajo forzoso, la trata de seres humanos» y la «explotación sexual de los niños». Pero ¿qué tiene esto que ver con la prostitución, o más bien con el «trabajo sexual»? Nada, según Amnistía Internacional” acusa desde Tempi el filósofo y periodista italiano Leone Grotti.

Siguiendo ese razonamiento de Amnistía Internacional que delata el profesional italiano, no sería la prostitución lo que degrada, pone en peligro y quita los derechos humanos a quienes venden servicios sexuales, sino la criminalización de la prostitución que alimentaría los prejuicios contra ellos y la “cultura de la impunidad de quienes cometen abusos”. Así visto, apunta Grotti, “la prostitución, de hecho, estaría perfectamente en línea con la defensa de los principios «de la igualdad de género» y no tendría nada que ver con el tráfico sexual”… o la explotación.

¿Capturados por los partidarios de la Trata?

La realidad indica que esta propuesta fraguada por Amnistía Internacional podría generar graves daños a los derechos de las personas. Así se concluye también por las declaracionesque sobre el tema han vertido desde la Comunidad Papa Juan XXIII, organización con décadas de experiencia en la liberación y ayuda de personas explotadas en las redes de prostitución.

Legalizar la prostitución o reconocerla como un derecho humano -dicen desde Papa Juan XXIII-, aumenta la demanda y “no permite luchar contra la trata, castigar explotadores, ya que es un gran escudo detrás del cual los traficantes se pueden ocultar. No se reducen además los abusos contra las mujeres. De hecho, el 60 por ciento de las prostitutas que trabajan en los Países Bajos (donde es legal) han experimentado violencia física, mientras que el 40 por ciento de ellas dijeron que habían sido violadas”.

Este 28 de julio -cercanos al 30 del mismo mes, Día Mundial contra la Trata- el polémico diario inglés The Guardian reflexiona sobre todo este asunto, y pregunta si acaso Amnistía Internacional no habrá sido ahora “¿capturada por los partidarios de la trata sexual mundial?”

Por si no lo sabías y quieres dar una mano…

Con motivo de haberse celebrado este 30 de julio, el Día Mundial Contra la Trata, la Organización Internacional de las Migraciones ha entregado un informe cifrando en 500.000 el número de mujeres que entran cada año en Europa Occidental para ser explotadas sexualmente. La mayoría proceden de países en subdesarrollo y su trayectoria desde ellos es degradante. Los encargados de reclutarlas –que pueden llegar a cobrar hasta 500 dólares por cada una– generalmente lo hacen con falsas promesas de empleo como modelos, secretarias o dependientas en un país rico.

En el negocio de la trata con fines de explotación sexual existe un colectivo particularmente vulnerable: niñas y niños. Según UNICEF, hasta dos millones de niños están sujetos a la prostitución en el comercio sexual alrededor del mundo. Pero la trata de menores presenta otras manifestaciones muy graves: la adopción ilegal de niños extranjeros; el tráfico de órganos; el secuestro de menores para ser utilizados en los conflictos armados (menores soldados) o en el ejercicio de la mendicidad, a menudo acompañada de la comisión de actividades delictivas.

Publicado en Solidaridad | Etiquetado | Deja un comentario

Y ahora también se cuestiona la liturgia

Me duele que algunas voces hablen de los sacramentos como rituales vacios de significado. O que la liturgia está totalmente desfasada. Me duele porque lo que observo es una falta de conocimiento de lo que se está realizando en cada momento. La liturgia actualiza la Palabra de Dios, nos acerca a su presencia, nos une en la oración común. Que para muchos no signifique nada, nos lleva a pensar que no conocen lo que hacen o no viven lo que representan. Me da que han perdido la fe y por el camino quieren echar balones fuera, tirando la culpa al ritual romano. Cuando este nos remite a una tradición de miles de años.

Supongo que todo es modificable: la participación de los fieles, los sacramentales. Pero la realidad es que esos cambios no operan en nada en el interior del individuo. Y ahí es donde llega la gracia que es un don al que todos estamos llamados mediante los sacramentos y a través de la liturgia.

Una misa vivida con intensidad y conociendo bien en qué consiste cada una de sus partes, es lo máximo a lo que los fieles estamos llamados a vivir. Una ofrenda personal que nos envía hacia los demás.

No creo que la liturgia esté desfasada. Pienso más bien, que no se predica sobre la misma, que no se conoce porque no hay una buena catequesis pastoral, donde se viva en intensidad, no sólo la oración y los sacramentos, sino también el estudio de la fe.

Tras asistir a esos actos litúrgicos que algunos consideran rituales alejados de la realidad, puedo asegurar que el fervor y la devoción aumentan y no se diluyen. Siempre y cuando sepas qué es aquello que estás realizando. Y esa labor está en manos de quienes está.

No hay nada más hermosos que la liturgia católica. Ni mejor presentada a los fieles con todo el significado trascendente que lleva adosada. La desgana tal vez sea la tibieza personal al acercarse a esos mismos sacramentos. Porque la liturgia trata precisamente de acercar a los hombres a Dios. Vivida con intensa fe, produce sus frutos. Vivida con desgana y vacio interior, debería ser ocasión de una profunda revisión personal y una confesión.
No se puede asistir a las misa como quien va a un partido de futbol. No es un espectáculo. La unión del AT y de los Salmos al N.Testamento son espejo de las maravillas de Dios en la historia de su pueblo:

“La Eucaristía es nuestro pan cotidiano. La virtud propia de este divino alimento es una fuerza de unión: nos une al Cuerpo del Salvador y hace de nosotros sus miembros para que vengamos a ser lo que recibimos…Este pan cotidiano se encuentra además, en las lecturas que oís cada día en la iglesia, en los himnos que se cantan y que vosotros cantáis. Todo eso es necesario en nuestra peregrinación (San Agustín, serm 57, 7, 7, )”
Todo obra para el bien, y en ello debemos confiar. Si no llenamos las iglesias tal vez es porque no tenemos suficiente fervor en aquello que debemos realizar.

Publicado en Religión | Etiquetado | Deja un comentario

Laura, la santa colombiana y el affaire Caracol TV

Si lo que se nos está vendiendo en la cadena Caracol es la vida de Santa Laura de Montoya, es evidente que la Congregación por ella fundada tiene derecho a preservar su imagen e interponer recursos contenciosos sobre el uso que de ella esté haciendo el canal de televisión Caracol.

Lo que ya no entiendo es que hayamos llegado al extremo de utilizar la hagiografía sin el mínimo rigor documental, fomentando el morbo para facilitar la audiencia o incrementarla.

Desgraciadamente una vez puesta en antena, si la Congregación de la santa no ha podido parar la emisión, el daño ya estará irremediablemente hecho y además con alevosía, puesto que por lo que se deduce del comunicado de la Congregación han sido vanos los intentos de llegar a un acuerdo con el canal televisivo.

En el apartado 5 del comunicado queda claro este punto: La serie, está siendo promocionada, como: “Laura, la historia de una líder extraordinaria” o ” La historia de Laura, la santa colombiana, llega a Caracol T.V.”.

A falta de más datos por parte de la cadena televisiva, todo parece indicar un claro desacuerdo que no tiene su origen en derechos de autor u otras prebendas económicas, sino que trata precisamente de la verdadera vida de esta santa, que está ampliamente documentada y de la que al parecer se han tomado licencias que no debieran estar presentes.

Como desconozco a fondo el tema, me posiciono a favor de la Congregación frente al canal televisivo. Y debería seguirse notificando a los medios que esta hagiografía no se corresponde con la realidad de la vida de Santa Laura de Montoya.

Una cosa es utilizar un personaje histórico para hacer una serie televisiva y otra muy diferente, distorsionar su vida. Aunque se hayan cuidado con esmero todos los elementos para que sea un éxito de audiencia. No es eso lo que pretende cualquier hagiografía.

Que el guión sea interesante, dinámico, ameno y cuente con todos los aditivos para ser un exitazo, no exime a los guionistas del rigor con el que deben tratarse las biografías y en este caso hay documentos suficientes para que la Congregación hubiera tenido parte en la construcción de la historia.

Al parecer cuenta más motivos de otra índole. Tendremos que tragar con una nueva muestra de falta de rigor y ambición desmesurada por alcanzar cuotas de audiencia sin respetar la realidad. Eso al menos se deduce del comunicado de la Congregación de Santa Laura, Las Misioneras de María Inmaculada y Santa Catalina de Siena.

Publicado en Actualidad | Etiquetado , | Deja un comentario

El pluralismo en la Iglesia

He leído con interés a Juan José Tamayo en su disertación sobre el pluralismo en la Iglesia, allá por el 2010. Pero como siempre, me he quedado con las ganas de que me hablara de algo espiritual y no meramente sociológico. Por ejemplo que la santidad es la norma que rige la vida cristiana y a lo que debe aspirar cualquier creyente. Me gustaría que hubiera hablado de algún tema espiritual, pero se ha quedado en lo anecdótico retratado en cuatro corrientes:
1.- Catolicismo cultural
2.- Catolicismo integrista
3.- Catolicismo institucional
4.- Catolicismo crítico.

Como ir uno por uno sería tedioso me remito al artículo del citado Tamayo para que pueden observar su pensamiento. Yo me inclino a subrayar algunos aspectos de su catolicismo crítico:

– El dogma divide, separa
– la ética acerca, une en torno a un proyecto común.

Este sería un punto muy interesante y desde el que podríamos deducir que para él la religión es una mera ética que une en torno a un proyecto común. Pero para llegar a esa conclusión antes Tamayo ha sentado las bases contra ese catolicismo cultural, integrista e institucional. Que forma parte de nuestra Iglesia y que merece cierto respeto, al menos así me lo parece.

Creo que su catolicismo crítico asume muchos puntos que la Iglesia está tratando y trata, pero no desde una oposición destructiva sino desde el diálogo constructivo. Y no comparto sus puntos rígidos y estructurados sin demasiado piedad hacia lo que cada uno de los cuáles representa.

El catolicismo crítico en general representa una serie de lugares comunes que no han llevado a ninguna lugar desde el Concilio Vaticano II. Muchos de esos lugares han sido y están siendo tratados por la iglesia institucional y por el catolicismo cultural, con notables avances. Porque no nos olvidemos que cualquier parroquia se ocupa de muchos puntos de los que trata el catolicismo crítico de Tamayo. Pero desde luego, no estamos por la labor de dividir a la Iglesia en sectores, sino más bien de aglutinar.

Y la pregunta es, tiene por objeto esta disertación de Juan José Tamayo de aglutinar o sólo de dividir. Lo digo con preocupación, porque tras su persona se focalizan una serie de grupúsculos que llevan años bombardeando a la Iglesia. Aunque ellos se consideren Iglesia, sus presupuestos generales están muy lejos de la misma. Están más por un protestantismo que por la catolicidad a la que tienen verdadera aversión. Bata leer esta aportación de Tamayo para concluir que su catolicismo crítico no habla para nada del sentido de conversión personal y transformación espiritual del que sí trata el catolicismo institucional, tradicional y cultural.

Publicado en Religión | Etiquetado | Deja un comentario

De milagros y sacramentos

El Evangelio de hoy nos habla de la multiplicación de los panes y los peces. No hace mucho un sesudo teólogo se tomó la molestia de explicar que este milagro no existe, que es un hecho simbólico. Basta leer a San Juan para deducir que allí está todo muy bien explicado. No tenían denarios para comprar alimentos para todos. Y allí había un niño con cinco panes y dos peces. La bendición de los bienes y la multiplicación de los mismos, hace que sobren varios canastos con aquellos escasos bienes que se habían multiplicado. Creerlo o no es un acto de fe. Ponerlo en duda una cuestión de mala fe o de triste pérdida de la misma.

Existe una verdadera obsesión por negar acontecimientos sobrenaturales. Tanto es así que no hace mucho Pablo D’Ors reflexionaba sobre el valor de los sacramentos en una entrevista en Vida Nueva y los vaciaba de contenido. Si realmente uno no cree en la presencia de Jesucristo en la Eucaristía, el acto de adoración al Santísimo puede parecer una necedad. Y así sucede con el bautismo o con la comunión. Que se convierten en rituales. Pero eso no es cierto, nada más que para quienes han perdido la fe en estos mismos milagros y sacramentos. Para el resto, es una cosa muy sería de la que no dudamos. Y a la que nos sentimos con necesidad de proclamar a los cuatro vientos.

Es cierto que en la multiplicación de los panes y los peces se da un acto de caridad ante la necesidad de la multitud. También es verdad que creemos en Jesucristo no por sus poderes extraordinarios de aparente taumaturgo. Los milagros son la manifestación del poder de Dios ante los hombres, y los realiza en contadas ocasiones y por muy buenas razones. Negarlos es casi una boutade que no tiene otro objeto que negar la divinidad de Cristo. Convertirlo en un profeta de su tiempos, un ser dotado de extraordinaria capacidad de oratoria y convicción, pero nada más.
Por otra parte sabemos que Dios no suele actuar con actos milagrosos nada más que en contadas ocasiones. Que la fe es algo más profundo, pero al paso que vamos no nos va a quedar nada en lo que creer. Por eso está bien que otros teólogos defiendan la fe que nos sustenta es el caso de monseñor Rico Pavés, obispo auxiliar de Getafe que ha respondido a Pablo  D’Ors.

A mí me gustaría que otro teólogo respondiese sobre la multiplicación de los peces y los panes. Que no se quede por el aire que este hecho es ficticio, simbólico o quimérico. Me da lo mismo. Yo creo que Cristo curó a todos los enfermos de los que habla el Evangelio y si dejo de creer en uno de estos hechos extraordinarios, mi fe en Cristo puede tambalearse. Porque a partir de negar uno sólo de ellos, la duda sobre el resto se esparce como una mancha de aceite.

Por otra parte la fe es un don que puede ser bombardeado de muy diversos modos. Con gente que nos sorprende en sus declaraciones, por representar lo que representan, por ser sacerdotes o religiosos. Y que nos van dejando tocados interiormente. Eso ha sucedido a lo largo de todos los siglos. Porque siempre han habido herejes. Pero hoy tenemos además, la posibilidad de conocer esas herejías en tiempos de milisegundos. Por tanto es necesario reaccionar ante ellas con la precisión de un reloj suizo.

Publicado en Religión | Etiquetado | Deja un comentario

De callejeros y bustos retirados a misas no institucionales

Se cambian las calle de personajes históricos por otros cuyo máximo atractivo reside en que lucharon por el día del orgullo gay. La aportación al acervo cultural no tiene parangón. Vázquez Mella por Zerolo son la antítesis de pensamiento social y político. Y seguramente por ello cabía defenestrar al tradicionalista católico por el libertino homosexual. Todo esto resulta de muy poco sentido común. Si se quiere una calle para Zerolo que se tenga, pero no a consta de un ilustre ciudadano del siglo XIX y XX. Si cada vez que viene un partido político con ideas nuevas, va a defenestrar a quienes no pensaban como ellos, el talante sectario que huele a checa sale a la palestra con actos irracionales como los que estamos viviendo.

Recuerdo que a principios de la transición se borro del callejero a ilustres políticos del régimen anterior. Era una manera de hacer desaparecer la historia. Ya puestos a estos dislates ahora se retiran los bustos de Juan Carlos I de ciertos ayuntamientos. Y también las imágenes que representan a Felipe VI. Será un acto de libertad, pero advierto en el tal grado de sectarismo y mala baba que no me produce ninguna tranquilidad.

Ahora también se alejan las nuevas formaciones de las fiestas populares que tengan cualquier cariz religioso. Ada Colau no estará presente en la misa de las fiestas de la Mercé. Lo que representa una Institución es el respeto hacia un acto que une y aglutina los pueblos. Meter el laicismo en este empeño es romper el esquema trazado por la transición, para fraccionar si cabe un poco más a la sociedad.

Lo que la Iglesia lleva tras de sí, es de tal calado que me huelo una restructuración de las fuerzas armadas para que no veneren a su patrona en los días señalados. Y así de esta guisa, nos convertimos un poco más incívicos y apostatamos por todo lo que son tradiciones milenarias. Separar los actos civiles de los religiosos en un acto de rompe y rasga, no es tan fácil. Llevamos siglos de tradiciones a cuestas, de las que debiéramos sentirnos orgullosos. Pero al parecer vivimos otros tiempos en los que los chicos de Podemos y sus formaciones afines, quieren posicionarse con ese juego de ingeniera social que tanto les atrae.

Ya sabemos cuál va a ser su línea y que se puede esperar de tanto dislate. Porque se empieza por cambiar la calles, quitar los bustos, no acudir a actos religiosos. Y finalmente se termina por construir una sociedad sectaria donde la libertad ha desaparecido para ser sustituida por el miedo.

Miedo es lo que representa que alguien pueda ondear la bandera del orgullo gay en el ayuntamiento y cuestione la procesión del Corpus en Toledo, o cualquier otro acto religioso. Miedo es lo que se termina padeciendo cuando se suprimen las misas en las playas al aire libre para encerrarlas en barracones sauna.

Y el miedo no es sano en una sociedad libre y plural. Donde si alguien no comulga con el orden que se está imponiendo puede ser defenestrado de su sitio de trabajo. Vivimos tiempos muy confusos donde el sectarismo y la inquina van tomando cuerpo poco a poco. Dios nos pille confesados.

Publicado en Cultura | Etiquetado | Deja un comentario

Carmena se pregunta por qué se van de putas los hombres

Esta frase se ha colado en la sesuda intervención de Carmena, en el congreso ‘Cambio climático y nuevas formas de esclavitud moderna’, organizado por la Academia Pontificia de Ciencias Sociales en el Vaticano. A continuación su propuesta ha sido introducir la educación sexual en las escuelas. Y todos sabemos la línea que sigue esa educación sexual que fomenta la promiscuidad y el hedonismo y separa el acto sexual del amor.

Lo de por qué se van de putas determinados varones es todo un estudio sociológico que no tiene nada que ver con la educación sexual. Es sabido que la prostitución es el oficio más viejo del mundo. Y hoy no es exclusivo de mujeres, también afecta a los hombres. Por otra parte, vender los favores sexuales por dinero es una cuestión de mala suerte en algunas mujeres, de falta de formación moral en todos los casos, y de promiscuidad fomentada por una cultura del hedonismo. De eso, me temo que no ha hablado Carmena.

Estamos siendo bombardeados para tener si o si relaciones sexuales de cualquier manera y por motivos banales. Se trata sólo de satisfacer el impulso sexual del varón y también de la mujer.

En la cultura católica las relaciones sexuales fuera del matrimonio no están bien vistas, se consideran pecado. Pero llevamos años fomentando el adulterio y las relaciones prematrimoniales, desde el cine y la televisión. Y todavía Doña Carmena se pregunta por qué se van de putas los hombres.

Señora mía, los hay de muy diversa condición. Por puro morbo. Por hábitos mal adquiridos. Por buscar novedades. Algo que lleva en muchos casos a parafílias y todo tipo de aberraciones. La tan sobre dimensionada Cincuenta sombras de Grey arrasa en los cines y es leída con deleite, formando parte de una aberración sexual de la que debería instruirse pero en otra dirección.

Los hombres se van de putas, y las mujeres se convierten en objeto sexual. La cuestión moral desaparece a favor de un bombardeo mediático que convierte el acto sexual en algo ocasional y banal. Donde el vacio del hombre y la mujer están abocados a ser la moneda corriente en este tipo de relación.

Porque el hombre que se va de putas, no sólo busca sexo, sino que en definitiva es un pobre insatisfecho que no ha encontrado su realización personal y emocional. No ha sabido formar una pareja y en el caso de tenerla sufre un síndrome del que debiera tratarse. Pero eso nada tiene que ver con educar sexualmente a los niños, que es una manera de adoctrinar sobre el hedonismo que personalmente me produce pavor.

Hay parejas que solo funcionan en la cama, y de lo que debiera tratarse es de que las parejas lleguen al matrimonio para funcionar en todos los sentidos. Mejor sería una educación afectiva y emocional, frente a tanto pansexualismo barato que lo que ha conseguido es que el inicio de las relaciones sexuales se adelante a edades más tempranas, con los consiguientes problemas emocionales en muchos casos. En otros, tendremos que reconocer que cuentan su iniciación al sexo, como los cretenses se preparaban para la vida adulta, con un especie de halo heroico que a mi juicio carece de fundamento. Pero ahí está Carmena y otras formaciones políticas en otras zonas geográficas cuyas ediles cuentan su iniciación sexual sin ningún tipo de pudor. Al fin y al cabo ahora forma parte de un acto profiláctico.

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

Rectificación del cura del posado

Por indicación de la parroquia del cura del posado, he decidido borrar la imagen y el post del citado párroco, que tanto ha dado que hablar estos últimos días. Es mi intención que él mismo pueda explicar su situación a los medios para reparar en lo que sea posible su imagen y la de la Iglesia. Mientras, cuelgo su comunicado oficial de la página de facebook.

Ante la situación de escándalo originada por la publicación de la entrevista aparecida en la edición digital del medio “Heraldo de Aragón” el 13 de julio de 2015 concerniente a mi actividad musical, en la que se hizo un uso indebido de una imagen nada adecuada y descontextualizada, solicité un encuentro personal con el Sr. Arzobispo, D. Vicente Jiménez Zamora quien, en cuanto tuvo ocasión, me recibió en el Palacio Episcopal al día siguiente.

Con una exquisita amabilidad y comprensión, escuchó mis argumentos sobre cómo se habían producido los hechos y mi sorpresa y malestar consiguientes.

A continuación, pasó a darme su parecer sobre los hechos y las implicaciones que podían tener. Así mismo, me comunicó que, tras haber meditado y orado largamente, él –como Pastor de la Archidiócesis– tenía que velar por la tranquilidad espiritual de todos los fieles a él encomendados. Por esta razón, me indicó la conveniencia de apartarme de mis tareas pastorales como medida provisional hasta que se aclaren los hechos.

Sin entrar a juzgar el uso que terceras personas pudieran hacer de esa situación, y a pesar de no haber estado nunca en mi ánimo, soy consciente del daño que he provocado no solamente a la Archidiócesis, sino también y por extensión a la Iglesia entera
.
Por ello, pido perdón de todo corazón a mis hermanos en el presbiterio, cuya imagen sacerdotal puede quedar desprestigiada por mi actuación y de manera especial a mis compañeros de San Pío X: Ángel, Juan Antonio y Daniel; a mi Arzobispo, por haberle puesto en una situación tan delicada e inmerecida por su parte; a todos los fieles de la parroquia y del barrio de La Jota y al resto de católicos de la Diócesis y a todas las personas de buena voluntad a quienes dicha publicación haya ofendido de alguna manera.

Agradezco la inmensa humanidad y comprensión de mi Arzobispo, quien –en todo momento– me hizo sentir su afecto y cercanía, a pesar de su lógica preocupación.
Después de hablar con la persona que me realizó la entrevista, se ha conseguido una rectificación pública de la misma para subsanar, en la medida de lo posible, un mal que –por otro lado– sé que es irreparable y que tan negativas consecuencias está teniendo no sólo para mí, sino para la diócesis.

Espero que pueda resolverse de la mejor manera. También espero del Sr. Arzobispo que –si lo tiene a bien – me rehabilite en mi labor pastoral, pues deseo seguir sirviendo a la Iglesia como he venido haciendo los últimos 20 años, con verdadero espíritu de entrega y servicio.

Reitero mi arrepentimiento y dolor por todo lo sucedido y reconozco el grave error que he cometido, asumiendo con toda la paz las consecuencias derivadas de ello.
En Zaragoza, 16 de julio de 2015
Javier Sánchez Fernández, Pbro.

Publicado en Actualidad | Etiquetado | Deja un comentario

La información como negocio

“La verdad deja de ser importante cuando la información es un negocio”. Es una frase rotunda atribuida en la red a diversas personas, por lo que la voy a dejar como anónima, pero con la reflexión consiguiente. La verdad como negocio funciona en todos los partidos políticos. Por eso hemos visto sus contradicciones. Prometer un día algo que más tarde dejaron de realizar. O bien realizaron y habían dicho que nunca lo harían.

La Verdad como negocio es cuando en la política lo que cuentan son los votos, y nunca el programa, de manera que hoy prometo algo que mañana no cumpliré y además justificaré de manera taxativa.

En periodismo la verdad como negocio es lo burdo, los políticamente correcto. Ambos son la cara de una misma moneda. De un lado se busca la noticia que de titulares, que suponga índices de audiencia sin importar las fuentes o la veracidad de las mismas. De otro lado, se informa de aquello que debe informarse, no de la realidad, no de la verdad, sino de la consigna, de lo políticamente correcto.

Estamos viendo noticias que son abrumadoras, que necesitan una larga reflexión y sin embargo, sobrevuelan los minutos y pasan sin pena ni gloria. Que los terroristas islámicos hayan bombardeado una fragata egipcia, es aterrador. Debería dar lugar a largas y sesudas reflexiones. Sabemos cuántos son los cruceros de recreo que surcan el mediterráneo. Si los islamistas tienen misiles pueden cometer una atrocidad en segundos. Pero hablar de esta noticia provocaría un efecto perjudicial sobre los intereses turísticos del mediterráneo. Algo que ya sucedió con la masacre de Túnez y que no queremos que se vuelva a repetir.

Sin embargo, la verdad es que este verano nos inunda la ola de calor y esa es la noticia de todos los días. Además de la crisis griega, de la que nadie explica cómo ha pasado a retar a la Unión Europea, para luego asumir sus condiciones. Nadie explica que los países de la Unión hemos perdido soberanía en función de los intereses de la Troika, esa tríada cuyos hombres de negro imponen la política social y económica a los países, sin que nadie vaya a ruborizarse.

Y así, podemos pasar del titular donde todos están con Grecia, y su postura de jaque a los aplausos generales por haber aceptado las condiciones finalmente impuestas. Da vergüenza ajena leer titulares anteriores al acuerdo y los de ahora. Con la misma frialdad con la que nos encontramos con los acuerdos de Irán sobre su política energética, que al parecer ha dejado temblado a Israel y que supone de facto, un alivio de la zona, pero también una inyección económica que no sabemos cómo va a ser gestionada por este país islámico.

La verdad como negocio es la falta de análisis mesurado sobre los acontecimientos. Y tiemblo al pensar que la Alcaldesa de Madrid tiene sus propios métodos para que la verdad no salga a la luz con taquígrafos, sino con medias componendas que hablan muy mal de lo que entiende por libertad de expresión.

La verdad como negocio es el periodismo que apoya determinadas propuestas y hace lobby sobre una materia en concreto. Sin dejar que sus lectores sepan que se cuece en las alcantarillas de sus redacciones. Pero estamos en tiempo estival donde las serpientes de verano son moneda común, y donde hay más negocio que verdad. Como dice el Papa Francisco es precisamente esa la causa de todos nuestros males, supeditar la economía por encima del bien común. Buscar el beneficio a costa de lo que sea. La palabra competitividad es un demonio que sobrevuela el capitalismo esquilmando la bondad de los corazones y dejándoles tan fríos como a Ángela Merkel cuando explica a una niña palestina, que no se puede dar asilo político a todo el mundo.

Los corazones de piedra han hecho que la verdad deje de ser importante cuando la información se ha convertido en un negocio.

Publicado en Pensamientos | Etiquetado | 1 Comentario

La devoción a la Virgen del Carmen que surgió por la yihad

Unos 900 años antes del nacimiento de Cristo, desde la oscura y rugosa cueva en la que vivía a las faldas del Monte Carmelo, el profeta Elías imploró a Yavhé que acabase con la sequía que azotaba Israel. A su oración, Dios respondió formando sobre el mar que baña la costa de Haifa una pequeña nube, que comenzó a descargar la lluvia como una gracia del cielo, según recoge el Primer Libro de los Reyes. La tradición narra que, casi desde los días de Elías, se instalaron ermitaños en las cuevas del Monte Carmelo para dar culto a Yahvé, con oración, ayuno y penitencia. Tras el nacimiento, muerte y resurrección de Jesús, los primeros cristianos no tardaron en asentarse en aquellos eremitorios, y pronto vieron en la imagen de la nube de Elías la representación de María, una stella maris, estrella del mar, que descarga sobre los hombres la lluvia de gracia al alumbrar a Cristo.

Durante la Edad Media, poco a poco fueron llegando peregrinos europeos a Tierra Santa, y algunos laicos franceses, ingleses, españoles e italianos se sumaron a la pequeña comunidad del Carmelo. Entre los siglos X y XI, aquellos hombres constituyeron un pequeño cenobio, en el que cada uno vivía en su cueva pero compartían ratos de oración comunitaria en una pequeña iglesia situada en medio de las celdas, junto a una fuente. Ermita que dedicaron a María, en quien reconocían la tradición bíblica de la Mater et Decor Carmeli, la Madre y Hermosura del Carmelo. Sin embargo, la victoria que las tropas mahometanas del sultán Saladino cosecharon contra los cruzados cristianos en los Cuernos de Hattin, a orillas del lago de Tiberiades, iba a cambiarlo todo.

Corría el año 1187, y a golpe de cimitarra y alfange, el ejército musulmán aplastó a los cristianos y comenzó a hostigar hasta la muerte a todo el que perteneciese al pueblo de la cruz. También a los ermitaños del Monte Carmelo. Estos, con su sayón pardo y su imagen de María, fueron regresando a sus países de origen para establecer los primeros carmelos en Chipre, Sicilia, Inglaterra, Francia, España… La vida de la Orden sufrió varias y notables modificaciones para adaptarse a los nuevos entornos, pero su primacía mariana a la hora de llevar a los hombres a Cristo no cesó jamás. De hecho, en el siglo XIII, cuando los carmelitas estaban a punto de perder su carisma inicial para terminar siendo como las nuevas órdenes mendicantes (franciscanos, dominicos…), la propia Virgen del Carmen entregó su escapulario a san Simón Stock en el convento de Aylesford, no lejos de Londres, para ratificar su misión contemplativa…, y mariana.

En doscientos años, aquella advocación mariana que sólo se conocía en un pequeño cenobio de Tierra Santa se expandió, a causa de Saladino y su guerra santa, por toda Europa. En los siglos siguientes, sobre todo en el XVI y en el XVII, los misioneros y navegantes españoles, ingleses y franceses llevaron el amor a la Virgen del Carmen hasta las Indias y el Nuevo Mundo, Asia y América, y más tarde a África y a Oceanía. Y así, sostenidos por la sangre de los mártires, sobre las aguas del mar u ocultos en clausura, hoy el pueblo de la cruz entona por los cinco continentes la oración que no pudo acallar el sable de la yihad: ¡Virgen del Carmen, vos sois mi Madre!

José Antonio Méndez

Publicado en Cultura | Etiquetado | Deja un comentario